Experimento: huevo transparente

El huevo transparente, un divertido experimento infantil



Materiales necesarios 

1 huevo (o varios si no te funciona al principio). 
Vinagre
1 frasco transparente

Experimento

Primer día

Coloca el huevo crudo dentro del frasco transparente y cúbrelo con vinagre. Verás que la cáscara del huevo reaccionará con el vinagre. 

 Segundo día 

Tira el vinagre del frasco y coloca más dentro. 

Cuarto día. 

 ¡El huevo se ha vuelto transparente! La cáscara del huevo ha desaparecido…

 El huevo transparente.

¡Está crudo y mantiene su forma! Si lo tocas, sentirás que se ha transformado en un huevo de textura gelatinosa. ¿Por qué? Sencillamente porque la fina membrana interna del huevo es lo que mantiene la forma del mismo, una vez desaparecida la cáscara por acción del vinagre.

 Explicación del experimento infantil 

 La cáscara del huevo está compuesta básicamente por carbonato de calcio, un componente que se rompe al entrar en contacto con el ácido acético del vinagre (responsable de su característico sabor amargo). Así, el carbonato de calcio se divide en dióxido de carbono, responsable de las burbujas que observas durante el primer día, e iones de calcio, que quedarán suspendidos en el vinagre. 

 Vía: pequeocio.com

Amarantha Vázquez viernes, 25 de abril de 2014
“EL MARTIR DEL DESIERTO”


Maestro... ¿Dónde, dónde está el monumento que el pueblo y el gobierno en tu honor han levantado?... ¿Dónde... dónde está el monumento?.


Si fueras coronel y trajeras tu fusil colgado al hombro, te pondrían cien medallas por cada ser humano asesinado... Serías un héroe nacional. Harían tu efigie en mármol, bronce u oro y un escrito que a la letra así dijera: “Salve... Oh mártir, que cubriste con decoro las armas nacionales en todas las trincheras”...

Pondrían tu nombre a calles y parques y jardines, y con toques de trompetas y clarines, harían que fuera el pueblo tu féretro a besar... Y en vez de cirios... Estarían cuatro cadetes del heroico Colegio Militar.

Es risible, maestro, pero es la realidad... Tú, que luchas a diario por los campos, por las sierras, por la veredas y hoyancos, donde fuiste regando con tu sangre los caminos... Donde con paciencia hiciste gente, a tantos campesinos, enseñándoles que entre el lápiz y el abismo, hay una gran distancia, y esa distancia se llama... analfabetismo.

Con tu sudor se construyeron las aulas de tu escuela, con tu sabiduría hiciste de cada niño... ¡un pájaro que vuela!... Con tus sonrisas formaste un jardín lleno de rosas y con tus cantos nacieron, sin querer las mariposas...

Maestro... Tú que libras a diario, batalla tras batalla, sin ruidos de fusiles, sin fuego de metralla... tienes que esperar medio siglo a que pongan en tu escuálida mano, la famosa medalla Altamirano.

Una sola... Maestro, una sola... No mereces más; pues tu espada es de grafito, de gis y de pizarra... Es papel que no chorrea sangre... Es arcilla que no hiere, es arcilla que no mata, es escoria que no sirve en los campos de batalla, es ceniza que se esparce, es ceniza que no marca huellas... Es río que perdió para siempre su cauce.

Tus esfuerzos no sirven, maestro... tus desvelos a nadie le importan, a nadie le interesan... Porque el honor y la gloria solo se ganan en combate... Y tú, no te ensañas con los niños que salen a tu encuentro, no te ríes a carcajadas del dolor que llevan dentro y nunca la espalda les das si te piden, Maestro... tu consejo.

Jamás dañas, jamás hieres, jamás matas... Tu labor no es destruir vidas. Tu misión es hacer hombres que sepan construir sus propias vidas. Cambiar al mundo te pusiste como meta, sin importarte caer en las garras del desprecio de las gentes que solo ven en ti... un mendigo que se arrastra como una marioneta en el trapecio.

Cambiaste estrellas y barras por espinas, dejaste casa, padres, hermanos... por una sola dicha: Hacer del niño un pavorreal de mil colores. Cambiaste lujos, alfombras y cortinas... Por una choza humilde de cartones... Dejaste mesas con platillos y manteles, para irte a pasar hambres con las gentes que sueñan con castillos y oropeles.

¿Y ese sacrificio... en cuenta quién lo toma?... Te humillan cuando pides aumento de salario, se mofan cuando exiges respeto a tus derechos, se burlan y se ríen, te miran con desprecio... Y en cambio, sí... te exigen que cumplas el programa, que rindas pleitesía a aquél que te difama... que aplaudas sus conquistas, sus logros y su fama... que no hables mal de nadie, porque eso... es ser antirrevolucionario.

Si dices la verdad... Cometes sacrilegio. Si exiges lo que es tuyo... Eres un necio. Si expresas lo que sientes... no sirves a la causa. Si tomas la bandera defendiendo al campesino... A la cárcel irás muriendo a pausas... y no habrá organismos ni padrinos que tomen por su cuenta tu defensa.

En cambio... Si ven brillar el sol entre tus manos... Serás el amigo, el compadre del alma... y tendrán la desvergüenza, de tratarte en las calles como hermano.

¡Qué triste Maestro.. qué triste!... Se consume tu cuerpo y te resistes a morir en un lecho cuajado de delicias. Cambias todo por un solo puñado de sonrisas, que vengan a apagar tu dolor si estás enfermo y llevarte grabadas sus caritas... en tu viaje hacia el eterno.

¡Con eso te conformas!... ¡Con eso te consuelas!... y no quieres minutos de silencio, ni zarzuelas de espadas, fusiles o metrallas.... te humillan los honores con todo y sus medallas. Te ofenden las limosnas que te ofrecen como aumentos... Degradan tu sapiencia las miles de reformas... poniendo en duda, Maestro... Tu gran conocimiento.

¡Y tú!... sigues con tu pecho erguido... sin darte cuenta que eres hombre, en una sociedad perdida... Tu barca en vez de ser una reina de los mares... Es canoa de ingratitudes y pesares... Y el campo en que laboras... ¡Un desierto! Donde anidan serpientes ponzoñosas que se arrastran con cautela tenebrosas, esperando que caigas en sus fauces... Y por todas esas cosas... Maestro... ¿Dónde... Dónde está el monumento?.



PROF. LEOBARDO RICARDO PRUDENCIO.
Primer profesor bilingüe de la Comunidad Indígena de Zacualpan, Estado de Colima.

Amarantha Vázquez
Receta de galletas

Galletas Neiman-Marcus Cookies House Recipe
2 tazas de mantequilla
4 tazas de harina
2 cucharadas de soda (bicarbonato)
2 tazas de azúcar
5 tazas de avena licuada (mida la avena y luego licúela hasta convertirla en polvo)
24 oz. de chispas de chocolate
2 tazas de azúcar moscabada
1 cucharada de sal
1 barra de chocolate Hershey de 8oz. (rallada)
4 huevos
2 cucharadas de polvo de hornear
2 cucharadas de vainilla
3 tazas de nueces trituradas (si lo desea)
Bata hasta hacer una crema con la mantequilla y las dos azucares.
Añada los huevos y la vainilla. Mézclelos con la harina, la avena, la sal, el polvo de hornear y la soda..
Agregue las chispas, la barra de chocolate y las nueces.
Haga pequeñas pelotillas y colóquelas con una separación de dos pulgadas entre sí, sobre una bandeja para hornear galletas.
Hornee por 10 minutos a 375 grados. Rinde para 112 galletas.
Que las disfrute!



P.D. Correo modificado por ser spam jeje

Amarantha Vázquez
¡Invitación!

Amarantha Vázquez miércoles, 23 de abril de 2014
Algo de mi.


Nunca fui una niña de promedio de 10 ni tantito al 9 en la primaria, ni la secundaria. Realmente me aburría la escuela, no me gustaba levantarme temprano, odiaba (y odio) los exámenes. Me caían mal la mayoría de los maestros, no recuerdo a mis maestras del kínder, sólo a una niñera. Sólo quería jugar, ni siquiera sobresalir con buen promedio. Jugar, jugar, jugar. No más. Mis promedios eran de 6.5 ó 7, con que sacara 7 era feliz... "¡ya pasé!" y a jugar. En el momento de los exámenes me enojaba, me estresaba y lloraba. Así pasé la secu, llegando a extras, pidiendo que en vez de 5 me pusieran 6 , pero siempre con cursos sabatinos o vacacionales. Realmente mi interés era jugar o las películas (caricaturas y videojuegos). Entré a la prepa, fue lo mejor que me pasó. Me hice de muy buenos amigos y amigas, conocí el punk, los tokines de rock, la cerveza. Menos me importó la escuela. Mis papás siempre me dijeron que no creyera todo lo que dicen los maestros, que siempre tuviera dudas, que no me dejara de nadie y que leyera para saber qué contestar. Es por eso que tuve problemas con dos o tres docentes en el COBACH 13. Por no dejarme, por contestar y por no creer todo lo que me dicen con fundamento a mi favor. Ahí conocí verdaderos amig@s. Los que aún persisten. Realmente era muy conocida (para bien o para mal), en varias preparatorias sabían que "la eská" era yo. Jaja. Graffiteaba chafa, pero lo hacía, slameaba, usaba pelos parados como punketa, a veces pelona, a veces con cabello de colores (rojo, verde, rosa, anaranjado y morado), mis botas negras de agujetas y mis faldas a cuadros, o mis tenis bombachos con mis pantalones. Pero siempre con la meta fija en aprender mucho. Saliendo del COBACH me fui a otra prepa, ahí descubrí que los ricos son más mamilas y que son los que más se drogan. No me gustó esa escuela, pero ahí mejoré mi promedio y mi interés por la escuela creció. Me desagradaban mis compañeros, pero seguí siendo la rockera que le vale queso lo que diga la gente... subí mi promedio... PERO tantos drogadictos y fresas chocantes me dieron urticaria... me cambié de escuela en los dos últimos semestres. 
Cuando me cambié de escuela ¡fue lo mejor que me pudo pasar! un salón de máximo 14 personas, no ricos, no mamilas, no chocantes, sensibles, amas de casa, inteligentes algunos e interesantes. Una escuela rascuacha, pero que gracias a ella salí adelante. Ahora sí me gustaba la escuela, me encantaba leer, estudiar, exponer. Ya estaba motivada, ya me interesaba lo que decían... tuve un maestro perredista que es de izquierda, tuve una maestra que aún era estudiante de pedagogía, tuve un maestro que es abogado chido y buenísima onda... sólo una me caía mal por pesada jaja, pero de ahí, fue la mejor escuela que tuve; gracias a eso, mi promedio subió, porque no era tonta, ni poco inteligente; sólo no estaba motivada por la escuela, tenía otras inquietudes. 
Al salir de esa escuela, me inscribí en Historia, la mayoría de mi generación eran puros chavos y chavas que no habían quedado en otras escuelas, o que se habían salido de carreras difíciles. Pero eso no me importó, yo andaba bien en la uni... para mi segundo semestre ya estaba harta de mis profes de esa carrera; no eran docentes, eran investigadores o historiadores con falta de vocación docente. Por ello decidí buscar otra carrera para salirme de Historia. Descubrí la Normal de Educación Preescolar... mi sueño de amor-odio hacia la escuela me hizo presentar examen... quedé. Un profe de la normal me dijo "no te salgas de Historia, puedes con ambas" entonces, me quedé en ambas por motivación de los profes. Para el 2004 mi papá fallece. Eso me hizo querer seguir adelante. Porque mi papá era el mejor en su área. Era docente de Secundarias Técnicas. Muy inteligente y brillante. Quería seguir sus pasos. Así que continué con ambas carreras y saqué buenos promedios; en el 2007 terminé Historia y seguí en la Normal. Al salir de la Normal presenté mi examen de plaza, sin ganas, sin deseos de trabajar, sin haber estudiado. Porque estaba cansada de haber estudiado de 7 am a 9 pm durante cinco años. Así que no pasé, pero no me preocupé porque fue decisión propia el no pasar. Peroooo, no soy persona tranquila así que rápido cubrí un interinato de maestra de Geografía de México y el Mundo en una Secu Técnica por tres meses. Estuvo padre. Ahí decidí que era hora de estudiar. Trabajé en una guardería y aprendí a ser directora, después me metí a cursos para el examen de plaza e hice mi examen. Quedé. Muchos me felicitaron desde antes de que yo viera los resultados. Estaba feliz. Por fin mi plaza, mi trabajo, mi salón. 
Después, en el 2011, nació mi hijo, me separé de mi pareja, fui mamá soltera, pero me arriesgué a estudiar la maestría en psicología infantil. Me ayudó mi mamá con los cuidados (porque estábamos solos mi pichito y yo) desde que él tenía 2 meses de edad. Mi motivo a seguir preparándome era él. Así que me metí a la maestría, más centrada, con amor a la educación, más interesada en salir adelante, y siempre fui buena en esa maestría porque yo decidí prosperar. Cada día, todos los días, todo el tiempo pienso en ser mejor para mi y mis hijos. Por eso me inscribí en mi segunda maestría. Mejorar para mis alumnos y alumnas, para dar lo mejor de mí, y ser la mejor en la clase, cumplir con lo que piden y dar el "plus". Sigo siendo rockera, sigo siendo punk, me sigo pintando el cabello de rosa o azul, pero he mejorado mi vida académica; ¿por qué? porque cambié de formas de pensar, no dejé que los peores maestros que tuve influyeran en mis decisiones y mi vida; no dejé que quebrantaran mi amor por la educación y quise ser diferente a ellos, a los que se burlaban de mi cuando escribía mal "herrores". Por eso mejoré mi ortografía, decidí ser mejor que ellos y ellas. 
Escribo todo esto, porque sé que muchas de mis amigas cibernéticas tienen hijos grandes que andan en el mundo el rock, en promedios bajos y sin interés en la escuela; ayuden a sus hijos e hijas a que no se dejen vencer por los maestros mediocres y las maestras arbitrarias en el transcurso de su vida académica. Que no importa que sean rockeros para no tener buen promedio, que el ser inteligentes no lo determina la condición social o el grupo de amigos. Tampoco se espanten si sus hijos usan el cabello largo y sus hijas rapadas, puede que bajo ese manto rockero exista esa persona decidida, dedicada y el que encuentre la cura del SIDA (puede ser). No subestimen a sus hijos e hijas, valórenlos y apóyenlos. Verán que cambiarán sus vidas para siempre si como mamá o papá comienzan a valorar lo que hacen sus hijos e hijas y si ustedes le dan el interés necesario para sacarlos adelante. No les repriman, sean sus aliados.
También papás y mamás , no se crean que los mejores promedios de la primaria y la secundaria son los que obtienen empleo o que son los más inteligentes; algunas veces son sólo los que tiene buena memoria. No más.

Amarantha Vázquez
REVISTA PREESCOLAR NO 1

CLIC EN LA IMAGEN PARA ENTRAR A LA PÁGINA DE DESCARGA
HASY DOS VERSIONES: PDF (DESCARGABLE) Y LECTURA EN LÍNEA (CALAMEO).

Amarantha Vázquez


Amarantha Vázquez lunes, 21 de abril de 2014
Reciclando llantas

Amarantha Vázquez viernes, 11 de abril de 2014
Amarantha Vázquez miércoles, 9 de abril de 2014
¡Sorpresas!

Amarantha Vázquez martes, 8 de abril de 2014



Amarantha Vázquez miércoles, 2 de abril de 2014
Lineamientos generales para el ingreso al servicio profesional docente en educación básica y media superior para el ciclo escolar 2014-2015

CLIC EN LA IMAGEN PARA DESCARGAR EL PDF

Amarantha Vázquez
facebook-domain-verification=aqwcdfa5po9iw5lw0r7q83he5kmkq6