Lo mejor:

Publicidad

Simple Simón (Película de Asperger)
VER LA PELÍCULA EN LÍNEA

Simon tiene Asperger: es obsesivo con las ecuaciones, los círculos, la ciencia y tiene una forma estática de ver la vida, por lo que es fóbico a cualquier tipo de cambios. Vive con su hermano Sam y su cuñada, Frida. Pero un día, por culpa de Simon, Frida abandona a Sam. Simon no lo comprende, aunque luego de pensarlo matemáticamente llega a una conclusión: debe emprender una búsqueda, cuyo resultado sea simplemente la mujer perfecta para su hermano. La aventura no sólo es para conseguirle una mujer a Sam, sino para que Simon pueda descubrir eso que su enfermedad no le deja ver. Es pasable, quizá para un DVD, pero tampoco demasiado recomendable como para que alguien la busque desesperadamente.

Da clic en la imagen para ver la película completa
subtítulos al español


Amarantha Vázquez domingo, 2 de febrero de 2020
Barbie con Vitiligo y en silla de ruedas o con prótesis; hay nuevas versiones de la muñeca [FOTOS]


Mattel ha lanzado nuevas versiones de la muñeca Barbie, que ahora puede encontrarse en su versión con Vitiligo, en silla de ruedas o incluso con prótesis.


Con el motivo de seguir fomentando la inclusión y la diversidadMattel, la compañía que produce las muñecas Barbie, ha lanzado nuevas versiones de la muñeca al mercado, entre las que podemos encontrar a la Barbie con prótesis, la muñeca en silla de ruedas o incluso una Barbie sin cabello.


"Lo que nos hace diferentes, nos hace hermosos. ✨ Introducimos 6 nuevas y únicas muñecas en la línea de #Barbie #Fashionistas!", escribió Barbie en la fotografía de la nueva muñeca con Vitiligo, que compartió en su cuenta oficial de Instagram.

Mattel busca a través de sus juguetes muñecas Barbiefortalecer y fomentar la identidad, la aceptación, la diversidad y la inclusión a través de sus muñecas, que ya llevan 61 años en el mercado, haciendo felices a niñas niños de todo el mundo.



Amarantha Vázquez sábado, 1 de febrero de 2020
“No se puede aceptar que la escuela sea aburrida” Tonucci
El pedagogo e ilustrador italiano invitó a abandonar los deberes y a promover mayor autonomía entre los niños.


Francesco Tonucci es un maestro y pedagogo italiano de 78 años que, escondido en el seudónimo de Frato, ha utilizado la ilustración para satirizar la escuela, la educación y, más en general, la ciudad, siempre intentando hacerlo desde la mirada de los niños. Es muy reconocido en el ámbito de la educación, pero su discurso también habla sobre seguridad, participación, política y ciudad. Ayer más de mil personas colmaron un salón del Radison Victoria Plaza para escuchar su conferencia “Los niños y niñas piensan de otra manera”. En sus charlas no hay grandes novedades: lo removedor de su pensamiento es que invita a cambiar la perspectiva.

Llegó a Montevideo invitado por la Intendencia, que desde el año pasado adhirió a “La ciudad de los niños”, un proyecto que Tonucci comenzó en 1991 en su ciudad natal, Fano. En la mañana de ayer participó en un encuentro con varios jerarcas del Departamento de Desarrollo Social de la Intendencia y luego con el intendente Daniel Martínez y su gabinete. El objetivo, explicó Fabiana Goyeneche, directora de Desarrollo Social, es “incorporar esta perspectiva para pensar y diseñar la ciudad. Ver la ciudad a través de los ojos de los niñas y niños, y no desde una visión adultocéntrica”, en relación con la señalética, el transporte público, las veredas, las plazas. La jerarca destacó una iniciativa que promueve Tonucci: “El camino seguro a la escuela, que parte de la base de que la mejor manera de hacer una ciudad segura es que sea transitada por niños. No que sea segura para que los niños puedan habitarla, sino que cuanto más la estén habitando y más uso estén haciendo del espacio público, más segura va a ser la ciudad”. El pedagogo estará hoy en el Palacio Legislativo cuando se reúna la primera sesión de este año del Parlamento de Niños, Niñas y Adolescentes, un proyecto de la Secretaría de Educación para la Ciudadanía de la comuna, que convoca a niños de escuelas, liceos y UTU de Montevideo a promover sus propuestas.

Diez puntos:

Una constante en su charla es la referencia a la Convención sobre los Derechos del Niño, que se aprobó en 1989 y fue ratificada por Uruguay, por ley, en 1990. Su obsesión es que si bien la norma que garantiza los derechos de la infancia cumplirá 30 años en 2019, “sigue siendo prácticamente desconocida por la casi totalidad de la gente”. “Todos dicen: ‘Sí, es muy importante’, y creo que casi todos piensan en los niños de África”, dice. Tonucci hace énfasis en derechos como que el interés del niño es superior, el derecho a la escuela, al juego, al tiempo libre y a la libre expresión. Para 2019 tiene previsto publicar otro libro con este eje: Manual de guerrilla urbana. Para niños y niñas que quieren conocer y defender sus derechos.

Lo que sigue son algunos fragmentos destacados de su conferencia.

1 Pensando que en la escuela los niños pasan muchísimas horas, muchos días a la semana, muchas semanas en el mes, muchos años, que sea aburrido es insoportable, y, al contrario, a los adultos eso nos parece normal, porque nosotros nos aburrimos en la escuela. Que nuestros hijos se aburran parece no sólo lo normal, sino “lo que les toca”. Y si la escuela es divertida y los niños van con interés, hay familias que dicen “quizás esa escuela no sea tan seria”. Lamentablemente esta idea es también parte del mundo de la educación. Creo que considerar normal que la escuela sea aburrida es algo que no se puede aceptar, no se puede tolerar.

“El recreo y el autobús escolar es lo que más me gusta de la escuela”, dicen los niños. Y es interesante aprovechar de los momentos de libertad, de autonomía de los niños, para conocerlos. En el recreo los niños pueden manifestarse por lo que son, y eso puede ayudarnos a conocerlos, cosa que dentro del aula muchas veces es complicado. Claro que para que esto ocurra, tenemos que respetar algunas reglas de no controlarlos demasiado, de no poner reglas absurdas; puestas para nosotros, desde arriba.

La escuela mata uno de los regalos más grandes que puede dar a los niños: el placer, las ganas, la necesidad de leer. En referencia a la experiencia italiana, parece que prácticamente hace todo lo que puede para que los niños no se enamoren de la lectura. Imaginemos que estamos en una terminal de ómnibus, hay gente sentada –lo que es normal– y leyendo. Si nos acercamos notamos que todos están leyendo el mismo libro; esto ya nos preocupa un poco. Si nos acercamos un poco más, notamos que todos están leyendo la misma página; ahí pensamos que estamos en una película de horror. Esto en la escuela ocurre todos los días y nadie se preocupa. Es normal que un maestro diga a los alumnos: “Para mañana lean de la página 14 a la 20”, y no es raro que el día después llame: “Julieta, por favor, cuenta a los demás lo que has leído”. Aquí debería reír toda la sala, y no nos reímos porque esta es nuestra experiencia cotidiana, pero pedir a uno que cuente lo que han leído todos es un poco ridículo. ¿Cuál podría ser la propuesta? Que el acceso a los libros no empiece con una decisión del claustro, sino con una visita a una librería; ponerse de acuerdo con un librero disponible y que ayude a los alumnos a entender qué son los libros, cómo son construidos, qué tipos de libros hay, qué colecciones; que hay de aventuras, de amor..., de manera que los niños se hagan una idea y cada uno se quede con un libro distinto. La lectura debe ser gratis; si es un placer, es un placer. Claro que si los niños eligieron un libro y les gustó mucho, es posible que deseen comentarlo con los compañeros para que lo lean también, no por obligación.

Normalmente los buenos en la escuela son los que tienen capacidades en lengua o en matemática. Un niño que tiene estas dos capacidades, no tendrá problemas a lo largo de la carrera escolar. Si no las tiene, es un problema gordo. Pero la Convención, en el artículo 29, dice que la educación del niño deberá “estar encaminada a desarrollar la personalidad, las aptitudes y la capacidad mental y física del niño hasta el máximo de sus posibilidades”. ¿Y los programas? Parece que el camino que la ley indica como objetivo de la educación es otro, no es que todos lleguen al nivel previsto de los programas ministeriales, sino que cada uno pueda desarrollar sus capacidades. No sé si se nota que estamos diciendo casi lo contrario. Muchas veces parece que la petición de la escuela es que los niños dejen de ser niños para ser alumnos.


La escuela debería ser un lugar donde siempre se puede buscar otro camino, esto es la creatividad. Ver las cosas desde distintos puntos de vista, de maneras distintas, y premiar cuando los niños y las niñas consiguen buscar ideas nuevas, posiblemente nuevas respecto de las del maestro o la maestra. Para eso necesitamos maestros libres, capaces de reconocer que también se puede contestar. Que un alumno diga “no estoy de acuerdo” debería hacer muy feliz al maestro, porque significa que ha educado a un alumno para ser crítico, que es el máximo al que deberíamos esperar.

Las escuelas deberían tener la costumbre de consultar a los alumnos, deberían tener un consejo con niños representantes de los distintos niveles escolares, que se reúnan con el director de la escuela para gobernar la escuela, para expresar su punto de vista. Piensen el efecto positivo que podría tener ayudando a los niños a sentir la escuela como su escuela.

El tiempo libre ha desaparecido. Por la mañana los niños van a la escuela, que a veces se come parte de la tarde, después vienen los deberes, otras actividades, y, si falta un trocito de tiempo, la pantalla. El tiempo libre se acabó. Pero la Convención dice que tienen derecho al juego, y lo dice un artículo de la Convención así como otro dice que tienen derecho a la escuela. Sabemos que el juego es probablemente la experiencia más importante de una mujer y de un hombre; es jugando en los primeros meses o años de vida que se construyen los cimientos sobre los cuales se podrá construir a lo largo de toda la vida. Una ciudad democrática debería preocuparse mucho por que los niños y las niñas puedan jugar libremente, y una escuela que quiere ser una escuela en serio debería preocuparse mucho por que los niños puedan jugar en la tarde, en lugar de dedicar tiempo a los deberes, de manera que al día siguiente tengan algo que contar en la escuela. Una buena escuela necesita que la vida de los niños entre en la clase, como un aporte, una contribución al debate de clase. Yo invito a la escuela a renunciar a los deberes; no sirven para nada, y molestan.

Los padres me dicen: “No podemos dejar que salgan de casa con todo el peligro que hay”. ¿Dónde? Más de 90% de los casos de violencia contra niños ocurren en su propia casa, y son obra de personas queridas. Esto es lo dramático, que lo hace aun más grave. Casi la totalidad de las causas de ingreso al hospital para niños son accidentes domésticos o de auto, que siempre es el auto de los padres. Podemos decir, y no es una broma, que los lugares más peligrosos donde podemos tener a nuestros hijos son la casa y el auto, ¡nuestros! Invitarlo a salir es, de alguna manera, invitarlo a salvarse.

Los padres me dicen: “A los 12 años lo dejamos”. Pero no, porque cuando tenga 12 años no va a saber hacerlo. La autonomía no es algo que empieza cuando lo decidimos nosotros. La autonomía empieza cuando se corta el cordón umbilical, y desde ese momento hay que averiguar si estamos construyendo todos los días un poco más de autonomía o si, por el contrario, estamos atando nuevos cordones.

10 ¿Por qué no se concretan estas propuestas? Porque son muy incómodas. Cuando los niños nos proponen cosas, casi siempre tenemos que elegir si estar con ellos o estar con los adultos. Hoy en día noto un conflicto raro, que no notaba hace algunos años, entre los niños y sus padres. Los niños están pidiendo, a la ciudad, a la escuela, más autonomía y libertad; y la familia, los padres de estos mismos niños, están pidiendo a las mismas autoridades más control, más vigilancia, con lo cual nos obligan a elegir con quién estamos. Especialmente los que tienen autoridad, los políticos, tienen que elegir si están con los niños o con sus padres. Sé que a los políticos les gustaría estar con todos, pero no se puede. Es interesante analizar que si estamos con los padres, estamos en contra de los niños: si aumentamos los controles y la vigilancia, disminuyen aun más la autonomía y la libertad de los niños. Pero me da alegría pensar que si hacemos lo contrario, si estamos con los niños, no estamos en contra de los padres. Si aumentamos la libertad y la autonomía de los niños, la autonomía de los padres también aumenta. Si, por fin, un día los niños de Montevideo llegaran a ir a la escuela solos, los padres serían más libres. Esta es la propuesta

Amarantha Vázquez
5 consejos para una educación con inteligencia emocional
La inteligencia emocional es la asignatura pendiente de la sociedad, según la Fundación Relaciones Inteligentes. Es por eso que expertos en educación emocional entregan 5 formas de potenciar estas habilidades en niños y niñas. 

 
Según el estudio Desconectados, en América Latina “las habilidades (...) socioemocionales (relacionadas con los rasgos de la personalidad) son críticas en el momento de explicar el desempeño académico y/o laboral de las personas” . En otras palabras, los logros económicos y sociales “van más allá de lo cognitivo, con lo cual tradicionalmente se asocia la función de la escuela”. De esta forma, existiría un vacío en el trato de las habilidades socioemocionales como la responsabilidad, la autoestima y el autocontrol, las cuales son justamente las que influyen en logros laborales como participación, empleo y salario. 

La Fundación Relaciones Inteligentes, indicó que estos avances se deben llevar a cabo por medio de la educación, ya que no solo trascienden nuestras relaciones sociales y laborales, sino también son determinantes en la salud física, mental y capacidad de aprender. “Si queremos otorgar a nuestros hijos e hijas las herramientas esenciales para una vida plena y exitosa es esencial la Educación Socioemocional ya que a través de éstas podrán aprender a relacionarse positivamente con ellos mismos y los demás y saber cómo hacer uso de su potencial para afrontar desafíos y alcanzar sus objetivos y sueños”. 

Juan Pablo Díaz, Psicólogo Clínico y encargado de Formación y Desarrollo Organizacional en la empresa de innovación y tecnología educativa, Colegium, explicó que sin educación emocional es muy difícil afrontar los desafíos del siglo XXI, y además, brindó 5 consejos para enseñarla: 

1.- Distingan las emociones juntos: es importante que desde pequeños los padres ayuden y desarrollen junto a su hijo/a la capacidad de verbalizar y reconocer las diferentes emociones y afectos que va sintiendo, este trabajo es fundamental para que a lo largo de su vida logre tramitar de mejor manera lo que le afecte, y así pueda reaccionar de forma más asertiva y tomar mejores decisiones. Es aconsejable trabajar en esto de forma cotidiana, ayudándolo a identificar lo que le pasa, explicando por qué se siente así, y qué hacer con eso y para esto es útil ocupar el juego como medio. 

2.- Evita la crítica destructiva hacia los menores: las críticas del padre o la madre hacia los hijos/as perjudican el proceso de construcción de identidad del niño/a, puede generar que el niño se haga una imagen negativa de sí mismo y tenga problemas de inseguridad. 
Afortunadamente, si ya has cometido este error antes, hoy puedes hacerlo distinto, reelaborando la forma en que expresas la conducta inapropiada, siempre planteando una forma de mejorar. Por ejemplo: “Sabes que no te he visto estudiar, ¿te pasa algo? Busquemos la manera de comenzar a hacerlo”. 


3.- No atribuir características intrínsecas por un comportamiento determinado: es fundamental tener claro que para desarrollar la capacidad de cambio y la tolerancia al error en un niño/a, es importante que no se le defina por sus comportamientos. Por ejemplo; que su hijo/a se haya puesto a llorar por alguna razón no lo convierte en un llorón/a, o bien si se peleó con alguien no lo convierte en un niño/a agresivo o violento. 

4.- Enseña a tu hijo a defenderse por sí mismo: es indiscutible que todo padre o madre va a buscar proteger y ahorrar malos ratos a sus hijos/as, para que no sufran. Esto es muy difícil de evitar, pero lo que sí se puede hacer, es dar herramientas para que puedan manejar mejor las situaciones que enfrentarán. Es aquí donde toma un papel importante el aprender a reconocer las propias emociones y saber distinguir las de los demás. Este es el primer paso para que una persona pueda enfrentar de mejor forma las situaciones conflictivas, con mayor claridad y asertividad. 

5.- Demos ejemplo de cómo reaccionar adecuadamente: además de enseñar, debemos como adultos mostrar con el ejemplo cómo se puede reaccionar de la mejor forma posible ante situaciones desfavorables. Cuando los niños o niñas hagan algo que nos haga sentir molestos, expliquemos la situación: “Lo que dices no corresponde, debemos tratarnos bien porque somos familia, y me hace sentir muy triste que hables con palabras ofensivas.” 

Amarantha Vázquez sábado, 4 de enero de 2020
UNAM alerta sobre los ‘hiperpadres’, una dañina forma de crianza de los hijos

De acuerdo con la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), existe una forma de ejercer la paternidad y la maternidad perjudicial para los hijos. Los ‘hiperpadres’ presionan a los niños para que realicen múltiples actividades, además de sobreprotegerlos.

Como consecuencia de esta crianza, los hijos crecen y se convierten en adultos inseguros con tales niveles de autoexigencia que les impiden desarrollarse en los ámbitos sociales y afectivos, señaló Mariana Gutiérrez Lara, académica de la Facultad de Psicología.
“A los padres autoexigentes y mandones les viene bien un niño con quien puedan hacer su voluntad a plenitud. Lo llevan a variadas actividades para que aprendan de todo, sin darse cuenta que esta situación no solo tiene consecuencias para el pequeño, sino para ellos mismos, porque nunca será suficiente”, detalló Gutiérrez Lara a El Universal.
El razonamiento de los hiperpadres es que entre más actividades hagan los menores, mejor preparados estarán para la vida. Lo cual, en principio, es cierto; sin embargo un exceso puede ser disfuncional.

Con información de El Universal

Educación Preescolar sábado, 30 de noviembre de 2019
LOS NIÑOS DEL INTERNET

Muchos de nosotros podemos recordar cómo era cursar los estudios de primaría, secundaria, medios superiores y hasta superiores sin una conexión a Internet, una como a la que hoy en día tenemos acceso cada uno de nosotros y más impresionante aún, cada uno de nuestros niños. Era muy común acudir a las bibliotecas, libros o material de consulta. En esta primera década del siglo XXI hemos tenido a nuestro alcance una cantidad casi infinita de información a través de la web, y es muy cierto que se puede encontrar información confiable e información sin valor alguno. No obstante nos hemos puesto a pensar ¿Quiénes son las personas más desprotegidas y vulnerables del ventajoso y al mismo tiempo desventajoso mundo de Internet?
Es conveniente pensar por un momento cuál es el uso que le damos al Internet actualmente. Por mencionar algunos usamos el correo electrónico, hacemos búsquedas en línea, utilizamos redes sociales, practicamos el comercio electrónico, intercambiamos mensajes escritos y de voz, visualizamos videos e imágenes, entre otros. Sin embargo, todos los anteriores no son exclusivos de los adultos, es decir, cualquiera los puede usar, incluyendo menores de edad y particularmente los niños.
Los niños y adolescentes utilizan el Internet, en su mayoría, para complementar sus estudios, interactuar en redes sociales, utilizar mensajería instantánea, establecer conferencias de audio y video, jugar videojuegos, ver videos e imágenes y, escuchar música en línea. Gran parte de estas actividades también las llevamos a cabo los adultos, sin embargo, ¿alguna vez nos hemos puesto a pensar cuáles son las amenazas que corren los más pequeños del hogar al utilizar estas nuevas herramientas tecnológicas?
Los niños y adolescentes podrían estar en riesgo de experimentar algunos de los siguientes peligros.
  • Exposición inadvertida de contenido no apropiado en forma de imágenes, videos o contenido. Los ejemplos más ilustrativos son los sitios de pornografía y violencia.
  • Contacto con vicios como pueden ser las drogas y juegos en línea.
  • Encuentro con pedófilos en salas de chat, mensajeros instantáneos, por correo electrónico y redes sociales. Y más grave aún que se presente un encuentro cara a cara.
  • Intimidación y acoso en línea.
  • Revelación de información personal y privada.
  • Infección por programas espía y virus.
  • Comercialismo excesivo por medio de anuncios de productos, servicios y sitios web.
  • Descargas ilegales como pueden ser archivos de música y video protegidos por derechos de autor.
Es muy posible que ahora algún padre de familia quiera llegar a su casa y apagar la computadora de sus hijos directamente y sin preguntar; o al menos eliminar la conexión a Internet. Estudios afirman que dichos riesgos son verdaderos pero existen formas de controlarlos mediante tareas simples y sanas que los padres de familia pueden poner en práctica para evitar que sus hijos sean un blanco más. Algunos consejos prácticos para los padres son los siguientes:
  • Como figura paterna debes ver a Internet como una herramienta para el buen desarrollo de tu hijo y no descalificarlo bajo la falsa idea de que solo encontrarán cosas malas. Toma conciencia de que es un instrumento que lo ayuda en sus estudios, a acortar distancias y aprovechar mejor el tiempo.
  • Debes educar a tus hijos pequeños para que naveguen con una persona adulta presente. Si el chico ya es un cibernauta bien formado será difícil que te acepte, en ese caso inténtalo buscando sitios que puedan ser de su interés y muéstraselos para que poco a poco pueda aceptar tu presencia mientras navega.
  • Es muy recomendable utilizar filtros de seguridad para limitar la navegación de tus hijos. Algunos navegadores poseen esta característica. También es posible obtener un filtrado de sitios a través de tu proveedor de servicios de Internet.
  • Así como en la vida real educas a tu hijo para que no hable ni le preste atención a gente extraña o desconocida, debes instruirlo para que se comporte de la misma manera en el mundo digital. En los mensajeros instantáneos, correo electrónico y redes sociales existen también esas personas desconocidas con intensiones maliciosas. Se han dado casos en México de que el pedófilo logra envolver a los menores en su juego para que estos posen semidesnudos frente a una cámara y ellos puedan verlos, posteriormente el pedófilo insiste en un encuentro personal, en algunas ocasiones estos menores acceden y ocurre lo peor. A la práctica de contactar al menor por Internet y envolverlo en un juego de confianza se le conoce comogrooming.
  • Trata de educar a tu hijo para solo utilice el Internet en un horario definido, recomendablemente cuando estés tú, al igual crea en él la costumbre de utilizarlo por un período razonable de tiempo.
  • Como padre tienes la tarea de ubicar físicamente la computadora en una zona del hogar donde tengas fácil acceso o inclusive donde los niños puedan ser constantemente inspeccionados, aunque sea de reojo.
  • Si tu caso es que no puedes estar en casa cuando tu hijo navega, te sugiero que lo dejes utilizar una cuenta de usuario limitada en el equipo para navegar, además de que revises el historial de navegación periódicamente. A continuación en la Figura 1 se muestra como crear una cuenta limitada mientras en las Figuras 2 y 3 se muestra como consultar el historial en Internet Explorer, ambos sobre Windows 7.
creación de una cuenta limitada
Figura1. Creación de una cuenta limitada en Windows 7. 

ver historial IE8
Figura2. Menú para acceder al historial de Internet Explorer 8.

Aspecto del historial en IE8
 Figura3. Aspecto de la barra historial, parte derecha de la imagen.

Las figuras paternas del hogar deben tomar precauciones y mantenerse informados de las amenazas y peligros para los menores. En la web existen también sitios de odio generalizado que pueden ser visitados por los niños, los cuales les transmiten ideas racistas y de odio hacia ciertos sectores de la población; por supuesto no nos gustaría que en las escuelas exista discriminación alguna por parte de los mismos compañeros de clase. Otro ejemplo de riesgos se da por medio de los mensajes vía celular, por los cuales los menores pueden enviarse toda clase de mensajes. Se ha observado una práctica que los especialistas han catalogado como sexting, esta consiste en el envío de mensajes de texto con contenido erótico, una variante más grave aún se presenta cuando los mensajes se envían con fotos y videos eróticos.
A pesar de que los delitos de pornografía infantil están tipificados y son perseguidos por la Policía Cibernética de la SSP federal, las entidades encargadas de juzgarlas no poseen el conocimiento para catalogar las acciones que el atacante ha desempeñado a través de Internet.
Por todo esto te recordamos que debes permanecer informado, no solo de los beneficios que Internet ofrece, sino también de las amenazas que existen. Para poder acceder a contenido útil de seguridad informática se recomienda visitar la sección de usuario casero del UNAM-CERT, esta entidad también cuenta con material dirigido a los niños.

REFERENCIAS:

Educación Preescolar
La matrogimnasia en preescolar, un enfoque afectivo y de socialización

La palabra “matrogimnasia” proviene de la raíz griega, “matros” quiere decir “madre” y “gimnasia” quiere decir “ejercicio”.

Esto significa que madre e hijo (el padre también) lleven a cabo una actividad física juntos. De esta forma entrenaban a los guerreros griegos, desde muy temprana edad.

Durante el siglo pasado la universidad de educación física de España se da cuenta de los resultados que esta actividad puede llegar a tener y la incorpora a su sistema educativo.
En México se incorpora en la década de los años 70.

El objetivo principal de la matrogimnasia es que exista una convivencia mas cercana entre padres e hijos en conjunto con la escuela, es decir, es una actividad en la cual dentro de los horarios escolares padres e hijos puedan compartir esta materia.

Se debe tomar en cuenta que durante el tiempo que se llevara a cabo esta actividad los padres en lo único en que se deben de concentrar es en pasar un rato agradable y de calidad con los niños ya que tomando en cuenta no siempre se le puede brindar el tiempo de ejercicio o de juego por diversas razones.

Llevando a cabo esta actividad podemos darnos cuenta que el resultado en la edad preescolar es muy bueno ya que no solo estimula el aspecto físico y cognitivo. Sobretodo el aspecto afectivo ya que el niño al estar en una clase junto con sus papas y sus profesores se siente más seguro y muy querido.

Es también una manera en la que el niño se puede adaptar de una forma más rápida y mucho más segura al entrar por primera vez a la escuela. Además también es de gran ayuda para mejorar la comunicación especialmente entre padres e hijo ya que crea un ambiente más tranquilo entre ellos.

Los docentes también deben tomar en cuenta que dentro de la matrogimnasia no deberían comentar sobre el comportamiento del niño en otras materias ya que el padre o madre se enfocaría demasiado en esa cuestión que no prestaría la atención suficiente como para hacer esta actividad como correspondería hacerla.

Digamos que este es un momento que los padres deben no solo disfrutar sino también aprovechar con los niños, ya que pueden ir descubriendo esta faceta y pueden darse cuenta de otras cualidades que sus hijos pueden poseer y que probablemente no lo habían notado y no solo del niño sino también de ellos.

Uno de los psicólogo que hemos mencionado anteriormente como es Jean Piaget a abordado en alguna de sus teorías la importancia de la influencia de los padres para el desarrollo de la inteligencia y personalidad del niño.

Amarantha Vázquez jueves, 28 de noviembre de 2019
El papel del fonoaudiólogo en la educación inicial o preescolar
El papel del fonoaudiólogo en la educación inicial o preescolar.


El fonoaudiólogo, es un Terapeuta del lenguaje en la educación inicial o preescolar, que es parte de un equipo transdiciplinario de apoyo.

Según Miller (1979), sin comunicación, la organización social es imposible. Una persona que no habla, está aislada de su entorno y no pueden adquirir conocimientos. Mediante este articulo vamos a conocer cuál es la importancia que tiene un fonoaudiólogo dentro de un contexto educativo, el cual busca fomentar las competencias comunicativas de padres de familia y docentes, para formar estrategias con la finalidad de que tanto el sistema elegido, como los elementos que lo componen concuerden con la realidad en la que estos y su familia se desenvuelven.

El fonoaudiólogo tiene la responsabilidad de diseñar y ejecutar programas de prevención, promoción, diagnostico e intervención a niños con o sin desordenes de comunicación así mismo asume por medio de este enfoque los cambios que debe de tener una persona que presenta dificultades para comunicarse adecuadamente, teniendo como base las necesidades en la clase, la escuela y curricularmente.

Otro papel importante que tiene en fonoaudiólogo es el control de las condiciones acústicas del aula. El ambiente sonoro del aula tiene mucha influencia en la capacidad de escuchar y en consecuencia en la capacidad de comprensión  y aprendizaje, ya que una interferencia entre el docente y el alumno bloquea el acceso de información al sistema nervioso.

Se ha observado que en los salones que tienen ventanas hacia los patios o calles los niños se distraen mucho y los docentes deben de repetir varias veces su mensaje, con esto solo pierden tiempo, el aprendizaje no se lleva a  cabo como se requiere.

Por otra parte también se debe ser muy observador para detectar a los niños que pueden tener  problemas de audición o presentar  dislalia, se puede manifestar cuando el niño pronuncia inadecuadamente ciertos sonidos de una manera sistemática y repetitiva, estos problemas tienen un origen fonético, fonológico, praxico, esto se debe a que los niños tiene malos hábitos de masticación, deglución y respiración.

La educación, en cualquiera de sus formas, incluyendo obviamente la escolarizada, es un acto de comunicación que está mediatizado por el lenguaje.

Toda escuela debería beneficiarse de los servicios fonoaudiológicos escolares pues las habilidades lingüísticas y comunicativas, para un buen desempeño académico y  desarrollar habilidades sociales.


Amarantha Vázquez
Mentiras en niños de preescolar



Este es un tema al cual se le debe dar mucha importancia y se debe de tratar con mucho cuidado no solo frente a los niños sino con nosotros mismos ya que como padres somos los que le enseñamos a mentir (incluso los profesores forman parte de esta enseñanza).


Lo que en el artículo se establece casi desde el inicio es “la mentira es una mentira”, lo cual quiere decir que no importa si es una pequeña mentira o grande, si se hace por travesura o por cualquier otra cosa, una mentira es un engaño.

De igual forma este articulo nos hace dar cuenta de que el niño crea mentiras para no ser regañado ante una situación en la cual el actuó mal haciéndolo conscientemente.

Si como padres o profesores no enseñamos a los niños el valor de decir la verdad cuando ellos crezcan no sabrán lo que es la honestidad. Dentro de este texto dan tres tips para poder darnos cuenta de este tipo de situaciones y poder enfrentarlas de la mejor manera.

Antes de darlas a conocer quisiera en primer lugar dar una pequeña referencia sobre Piaget ya que será mencionado en algunos artículos posteriores.

“jean William Fritz Piaget fue un epistemólogo, psicólogo y biólogo suizo, considerado como el padre de la epistemología genética, famosos por sus aportes al estudio de la infancia y por su teoría constructiva al desarrollo de la inteligencia”.

Una vez hecha esta pequeña mención les doy paso a paso los tips los cuales son los siguientes:

a) Según Piaget el niño preescolar se encuentra en la etapa preoperatoria. En esta etapa los niños solos o con sus amigos imaginarios también en esta etapa Piaget descubre un fenómeno al cual lo llama animismo en donde ´para el niño todas las cosas tienen vida esto no es considerado una mentira ya que de esta forma el niño está desarrollando su imaginación. Pero en esta etapa, tanto padres de familia como docentes deben de darse cuenta hasta qué punto el niño esta dejando volar su imaginación o el niño quiere engañarlos para zafarse de sus responsabilidades.

b) La mentira no nace, se hace. Sin duda este inciso es para los padres de familia y docentes ya que nosotros somos los que les enseñamos a mentir, como cuando le pedimos a nuestro hijo que le diga a alguien que no estamos siendo que no es verdad; como docentes cuando toman más tiempo de receso y le piden a los niños que no lo digan; esta es la forma en que le enseñamos a los niños a mentir.



c) Los cuentos no son mentiras, son realidades paralelas necesarias.

Las funciones de los cuentos son muy variadas ya que aunque forman un mundo de fantasía su principal objetivo es enseñar y el objetivo de las mentiras es evadir responsabilidades
Ante esta información podemos darnos cuenta de que el acto de mentir es en mayor parte responsabilidad de los adultos ya que una de la manera en la que los niños aprenden es por medio del ejemplo.

Opinión personal

Este articulo nos hace dar cuenta responsabilidad total de los adultos enseñarles el valor de la honestidad sobretodo como padres y docentes ya que sin darnos cuenta nos convertimos en un ejemplo a seguir para ellos.

Es importante saber manejar todo tipo de juegos o material didáctico como lo son los juegos ya que son el material perfecto para prevenir o en su caso corregir estos comportamientos.
Como padres y como docentes es muy importante enseñarle a los niños el valor de la honestidad ya que es uno de los más importantes y que lamentablemente en la actualidad ha ido desapareciendo gracias a que cuando los niños pequeños dicen una mentira en vez de reprenderlos en ocasiones hasta nos da gracia verlos mentir.

Hago énfasis en que este articulo está dedicado a los adultos y ya que si los niños mienten es porque ese comportamiento lo han visto de nosotros. No demos ese ejemplo a los niños, tomemos en cuenta que algún día serán reflejo de nosotros.


Nombre de la revista: revista de educación preescolar
Liga: www.revistapreescolar.com
Institución que la publica: Secretaria de Educación Publica
Temática: psicología, apoyo docente y aprendizaje
Numero de revista: 1
Nombre del artículo: Mentiras en niños de preescolar
Autores: Miguel Angel Dirzo

Amarantha Vázquez
TRASTORNO POR DÉFICIT DE ATENCIÓN E HIPERACTIVIDAD
MTRA. LUPITA IVONNE SANTACRUZ HERNÁNDEZ.



Como docente de educación preescolar al estar conviviendo con pequeños de tres a seis años de edad, he observado a algunos niños que se distraen con facilidad, se perciben inatentos, parece que no escuchan pues no voltean cuando se les habla, interrumpen en las conversaciones, platican todo el tiempo, distraen a sus compañeros, se tornan berrinchudos, rebeldes y presentan una gran inquietud moviéndose continuamente de un lugar a otro.

Al respecto existen varias investigaciones en la actualidad acerca de ese tema, y ésta es una problemática que se presenta en los salones de clases desde el nivel preescolar. No es la conducta lo que hace que sea considerado un problema, sino la periodicidad y la fuerza con la que se presenta, afectando el desarrollo interpersonal en los diferentes ámbitos de la vida de los pequeños ( casa, escuela, parque, iglesia, comunidad, vecindario). Hay una gran paradoja en lo que se refiere a su origen, coincido con la idea de que es de origen neurológico, ya que según el Manual de Diagnósticos y Estadísticas de Tras- tornos Mentales DSM-IV (2000) es un síndrome neurológico con una alta probabilidad de ser trasmitido genéticamente actualmente éste se ha denominado como “trastorno por déficit de atención e hiperactividad”, cuyas siglas son TDAH. Es importante que se haga una adecuada evaluación realizada por varios especialistas misma que logre integrar diferentes pruebas para formar un análisis general, no solo neurológico, sino también físico, psicológico y pedagógico. 

La evaluación, deberá estar compuesta por diversos estudios tanto físicos, como de comportamiento y de conocimiento, también se deberán llevar a cabo una serie de pruebas neurológicas, examen físico, historia clínica, batería de pruebas psicológicas, evaluación académica y la observación por parte de especialistas, entrevista a los padres y cuidado- res, entrevista al niño, para que todo confirme la existencia de este trastorno.

La manera de atender y apoyar a estos pequeños del nivel preescolar no sólo debe ser en el ambiente escolar y/o en el hogar, sino que debe de abarcar diferentes aspectos de su vida con la finalidad de encausar esta gran energía hacia actividades que sean de su interés o en donde puedan desarrollar sus propias competencias que muchas veces son únicas, difíciles de des- cubrir en esta temprana edad.

Amarantha Vázquez
Desde la perplejidad. Notas sobre la lectura de poesía dentro de la escuela.
RAÚL VÁZQUEZ ESPINOZA


Entre la poesía y la escuela no existe reconciliación posible. Por lo menos, no desde la orientación que la escuela actual tiene. Y hablo de la escuela entendida como escolaridad. Leemos versos, cantamos rimas, repetimos, hasta la neurosis, palabras poéticas que muchas veces son meros artilugios verbales. La escuela, como institución, está pervertida desde la raíz hasta la fronda (por lo menos para el caso mexicano). En ese sentido, la experiencia poética se vuelve burocrática. Libros del Rincón, libros de grandes poetas institucionales editados desde SEP, lectura de villancicos, canciones infantiles, guitarra, parloteo, gimoteo; en fin, todo esto desde lo propiamente didáctico, enmarcado en un proyecto escolar, desde una unidad didáctica o desde el plan de clase. Hemos matado el objetivo de la poesía: hacer conscientes a los niños y niñas de la realidad en la viven. El lenguaje dentro de la escuela es uniformado, gremial e institucional; no tiene en su acontecer la posibilidad creadora de significar el mundo que la humanidad trae consigo casi podría decirse en su propio ADN: la historia vivida de los goces y los miedos, la cartografía lingüística de una expresión tan humana que nos provoca confusión. Acudimos a lo que nos conforma con las herramientas del verdugo. Se trata de domesticar lo que dentro de nosotros se revuelve con una urgente necesidad de grito. Ese ha sido el trabajo de la escuela, domesticar a la poesía. Dijo Yves Bonnefoy: “La poesía es la respuesta que se lanza en dirección a la lengua, cuando nos preguntamos acerca de nuestras necesidades fundamentales. No es un lugar para divertimentos, ni de la experimentación existencial: es el lugar de la exigencia de la responsabilidad.” La poesía es una respuesta lanzada a la lengua. Si la filosofía o la ciencia tienen como aparato racional la pregunta, para el caso de la poesía es la respuesta su resultado. La poesía, sea lingüística, de la experiencia, intelectual, fragmentaria o académica, se sumerge en los estados más subjetivos y personales de las personas. No tiene miedo de nacer de ellos, no es ni prejuicio racional o duda metódica. Es la conciencia sintiente que se lanza a lengua. La escuela no deja que sea la poesía quien nos confronte con la realidad. O como dijo el mismo Bonnefoy: “Lo que ha ocurrido es que el sistema educativo ha tenido una preocupación sociológica, científica y psicológica que ha desviado la atención de esta relación que la palabra poética establece con el mundo. Se ha cambiado la experiencia poética directa por la explicación del poema y esa reflexión académica ha dado paso a una situación en la cual la poesía no puede respirar. He ahí el problema con la recepción de la poesía.” Agregaría en referencia a la escuela básica, que en ella se ha tenido una preocupación didáctica por la poesía. Ha habido esa preocupación por institucionalizar ese algo que, al parecer, tiene valor por sí mismo. En realidad, la poesía no tiene utilidad pedagógica, por más que las “científicas” investigaciones lo sostengan.


La poesía, la necesaria poesía, hace nacer en los lectores y las lectoras, experiencias de un calado tan fulminante que les revela aspectos de su existencia que, normalmente, pasan desapercibidos. Esto no puede ser vivido en comunidad escolar. Lugar que tiene otros objetivos vinculados a lo instrumental. La escuela es un cementerio para la poesía. No se leen poemas, dentro de la escuela, para sentir ese golpe que derrumba y ofrece una claridad de conciencia capaz de remover los dolores o alegrías de quien la lee. En la escuela se lee y escucha poesía para fortalecer el lenguaje en su etapa pre-lingüística, para madurar el léxico o la sintaxis, para lograr un ritmo verbal o por mera ocurrencia del Plan de Asignatura. Se lee poesía para jugar, para reír como autómatas. Se nos bombardea con una cultura educativa que nos vendió la idea de que la escuela nueva, con su juego constructivo o las competencias educativas y su énfasis en la movilización de conocimientos, necesita de ciertos elementos estéticos para nutrir al niño o la niña, con eso humano que se necesita para no parecer totalmente gerencial. La poesía no entra en la escuela porque es, verdaderamente, peligrosa. Significa, enfrentar a los alumnos con la realidad, tan brutal como despreciable. Por esa razón se llenan las aulas de rimas insignificantes, de versos sin sentido, de giros verbales insoportables, de frases que de verdad sólo tienen su propio sinsentido. La poesía en la escuela no hace parte de las respuestas existenciales de la humanidad. Más bien, se pierde en una insignificancia didáctica que nada dice. Entre los engranajes de este sistema educativo, no cabe la poesía. Mientras no haya una creación diferente que experimente una alternativa verdadera en contraposición del sistema educativo que sufrimos, la poesía estará fuera de la educación escolarizada. En consecuencia, el lenguaje, con su carga creativa y consciente, con sus respuestas más que con sus preguntas, no será parte de ese mismo sistema. No, porque la poesía representa una forma de ligarse a la realidad que nos revela la carga de dolor a la que estamos sometidos. Los lazos que nos amarran al dolor y su interpretación. Nos hace entender que la vida no sólo se basa en la búsqueda de formas para eliminar nuestro aburrimiento sistemático, sino que nos hace posible su propia compresión.


Amarantha Vázquez
facebook-domain-verification=aqwcdfa5po9iw5lw0r7q83he5kmkq6