Comparte en tu facebook

«Muchos niños son brillantes aunque sus notas digan lo contrario»

«Educar implica más que nunca informarse, saber, conocer y observar. Nuestro deber como padres es el de educar a nuestros hijos para que sean la mejor versión de sí mismos. Entonces, si está demostrado que niños y adolescentes aprenden mucho más fácilmente cuando los padres tienen un puñado de conocimientos fáciles de recordar sobre cómo funciona el cerebro... ¿Por qué no aprovechar todo lo que se sabe del mismo?», se pregunta la pedagoga Nora Rodríguez, autora de «Neuroeducación para padres» (Ediciones B). Ella escribió este libro con la firme intención de ayudar a que las familias entiendan cómo funciona el cerebro de los más pequeños de la casa.

—¿Qué es lo más importante que deben saber los padres sobre el cerebro de sus hijos?
—Que no hay recetas mágicas. Y que si cada familia es diferente, cada niño no sólo tendrá un diseño del cerebro diferente sino que aprenderá a partir de sus propios recursos. Creo que es una época importante en cuanto al protagonismo educativo de los padres, que deben aprovecharse de las increíbles investigaciones que aporta cada poco la ciencia. También deben ser conscientes de que los colegios aún no logran adaptarse al cambio educativo, por lo tanto son ellos los que, participando junto con sus hijos de un movimiento educativo mundial, pueden empezar a modificar su modo de enseñar.
—Usted habla de periodos de aprendizaje. Quizás por desconocimiento, les enseñamos cosas en momentos que no corresponden con su edad.
—Los aprendizajes que ocurren muchos antes de que estén preparados para ello dañan la autoestima y generan altos niveles de estrés. Esto a la vez se convierte en un modo de entender el aprendizaje con dolor, un dolor emocional que impide avanzar. Hoy la pedagogía actual sustituye esto con nuevos recursos, como por ejemplo, saber cuál es la mejor edad para aprender ciertas cosas.
Ayudamos a los padres a que conozcan el potencial del hijo.Por eso si los progenitores aprenden un poco más sobre la memoria a corto y a largo plazo o sobre la atención, pueden ayudar a su hijo a organizar mejor sus deberes.
Pongamos un ejemplo sobre el tiempo de atención de un niño: este deber ser su edad más «2», lo que significa que si un niño tiene siete años, sólo puede mantener atención sostenida durante 9 minutos aproximadamente. El cerebro se cansa, y debe hacer recreos cerebrales, como bailar, jugar, cantar…
—Dice usted que los niños menores de 14 años pasan demasiadas horas solos en España, y esto es nefasto para su cerebro.
—Los seres humanos somos ante todo seres sociales, necesitamos estar con otros para funcionar bien. Por lo tanto es muy importante reducir las horas que los hijos pasan en la habitación frente a una pantalla. Y también ¡fuera la moda de «no sales de tu habitación hasta que acabes las cuentas»! Un cerebro aislado no aprende.
Como alternativa a esto puede ser de gran ayuda acudir a ciertos actos culturales, abiertos para todos, al que pueden acudir niños y adolescentes. También puede funcionar el voluntariado en familia o por grupos.
Pero hay más cosas que los padres pueden aprender respecto de cómo educar la inteligencia social de sus hijos desde que estos son pequeños: dejando de promover los premios materiales a los niños cuando hacen algo desinteresadamente por otra persona. Porque el cerebro no entiende de premio material, y sí de premios emocionales, como cuando lo que se le devuelve es una sonrisa, o un reconocimiento a través de un gesto, como pueda ser abrazo.
—¿Cómo pueden colaborar la madre y el padre en la arquitectura del cerebro de un bebé recién llegado a casa?
—Cada vez que la madre le habla a su bebé, cuando atiende sus necesidades, cada vez que le sonríe, le mira a los ojos, lo acuna, lo protege, diminutas ráfagas de electricidad se disparan en el cerebro del hijo, espoleadas por el flujo de experiencias sensoriales. Esto demuestra que la madre colabora y modela activamente.
Empatizando con los estados del pequeño, contándole lo que ocurre en su entorno a modo de comunicación aunque no entiendan lo que se dice, contándole sobre lo que hacen o dónde viven… Hoy la mayoría de los padres saben que el ambiente emocional esculpe el cerebro del niño.
—Habilidades, talentos… ¿cuál es la diferencia? Usted dice que no es extraño que los padres se confundan.
—Las habilidades se refieren a una capacidad para hacer algo bien, los talentos revelan cuán bien puedo hacerlo, con cuánta frecuencia, pasión, y poco desgaste de energía. Los niños tienen muchas habilidades y más de un talento, generalmente varios, y no son complicados de ver si se exponen a condiciones adecuadas.
—Los padres que quieran potenciar las habilidades para que salgan a la luz los talentos, ¿qué tienen que hacer?
—Poner al alcance de los hijos experiencias y problemas cotidianos. Pueden por ejemplo mostrarles el tamaño de una caja de zapatos y preguntarles si creen que se pueden guardar ahí X cantidad de objetos, y dejar que luego experimenten. De este modo les ayudan a percibir sus capacidades naturales, van a permitirles sentirse satisfechos y exitosos pero, fundamentalmente, plenos interiormente.
Porque a medida que descubran sus habilidades, averiguarán también aquello que les causa verdadero deleite y placer. La verdadera llama que enciende la motivación proviene del talento, de aquello que te hace brillar. En este sentido: ¡muchos niños son brillantes aunque sus notas escolares digan lo contrario!
—Dice usted que la creatividad hace felices a los niños y que por esto mismo los padres tenemos que tener mucho cuidado con no bloquear su capacidad creativa. ¿Cómo no caer en el error?
—En efecto. Los bloqueadores de creatividad varían en cada etapa pero hay algunos muy claros. Por ejemplo, cuando impedimos la exploración de los límites, según corresponde a cada edad. O cuando les negamos que estén con otros niños de su edad, o que no realicen actividades al aire libre al menos una vez al día. También es un error interrumpirles en los momentos de juego en solitario, o cuando están atentos a algo que despierta su curiosidad. Las interrupciones provocan frustración y esta, no permite que se relajen a su propio ritmo.
Por ejemplo, cuando los padres llevan a un niño de paseo y se queda extasiado viendo una hormiga, o una mariposa, o cuando van a un museo y le obligan a ver todo lo que hay allí sin que él se tome el tiempo para observar y disfrutar quedándose el tiempo que desee frente a lo que le agrada. Esto transmite la idea de que lo que está haciendo no es importante para el adulto.
Otro error tremendo es presionarles psicológicamente con comparaciones con hermanos, porque el otro baila mejor, lee más rápido, toca mejor un instrumento… O vigilarle. Cuando un niño se da cuenta de que es observado por padres o profesores el impulso creativo y el deseo de probar y arriesgarse se apaga y se esconde.
—¿Qué consejos nos da para estas vacaciones?
—Que no estudien ni hagan deberes de vacaciones mientras están solos encerrados en su habitación. En especial si son pequeños, necesitan de la cercanía del padre o la madre (no necesariamente para ayudarle en su tarea si sabe cómo hacerla). Los deberes en vacaciones son necesarios porque los aprendizajes tienen que instalarse en la memoria a largo plazo (y mantenerse) pero eso no significa que los niños deban estar encerrados sin contacto con amigos durante tardes enteras. Al contrario, es bueno estudiar con gente ya que una buena conexión con los demás mejora notablemente el aprendizaje cognitivo.
También es recomendable hacerles ver que puedenaplicar a la realidad lo que ya saben. Por ejemplo, contando la vuelta de las compras mientras aprovechamos para jugar con ellos a «qué hubiera pasado si… te hubiera dado dos monedas de 0,50 céntimos menos?».
—¿Qué es lo que todo estudiante necesita saber para la educación del siglo XXI, según usted?
—Que tiene que dormir bien, porque el cerebro se recarga durante el sueño. Y que tiene que estudiar dando un sentido; separando por etapas lo que tiene que aprender. También que deben mantenerse relajados, e incluir el movimiento en el aprendizaje (por ejemplo, a la hora de memorizar las tablas de multiplicar). Cada vez que le dicen a un niño «no te muevas, estudia», el cerebro aprende peor, o no aprende. De hecho una de la razones de la evolución del cerebro es el movimiento. En esta línea también hay que recordar que es ideal el ejercicio físico antes y después de un aprendizaje, porque se incrementa el oxígeno en la sangre, mejorando la motivación. Y porque se aprende con todo el sistema nervioso, con el tubo digestivo, con los músculos, y con las vísceras.
—Ahora se empieza ver a la adolescencia como una oportunidad evolutiva, más que como una época difícil y compleja. ¿Está de acuerdo?
—Claro que sí. Resulta sorprendente y hasta incomprensible que aún se siga hablando de «la edad del pavo» en tono desesperanzador, cuando hoy sabemos que los cambios que se producen en el cerebro entre los trece y los veinte años en ningún caso disminuyen las capacidades ni hacen que los adolescentes sean peores que los niños o los adultos. Sus capacidades son iguales que las de un cerebro adulto, con la única diferencia de que están preparándose para lo que serán sus logros en la vida.
Lo que los adultos llaman «hacer tonterías» se debe esencialmente al desarrollo lento y desigual del cerebro en esta etapa, que se produce por lo que ha denominado «torpeza neuronal». Es un error pensar que son inmaduros, porque eso es compararlo con el cerebro adulto. En su lugar habría que pensar que se trata de personas jóvenes sensibles y adaptables, que se están preparando para la complicada tarea de alejarse del hogar, y enfrentarse con más adaptabilidad al mundo social que les espera. ¿Por qué no valorar las cualidades propias de la adolescencia más que considerarles un problema? La adolescencia es la etapa de mayor adaptabilidad del ser humano.
—Para terminar, hay un epígrafe del libro que se pregunta cómo pueden saber si los padres van por buen camino.
—Es fácil. Si tu hijo se siente feliz de ser como es, pero con una felicidad que no pasa por el consumismo sino por aquello que le hace verdaderamente bien, si tiene amigos, sabe preguntarse y preguntar, si sabe darse respuestas, comparte, sabe volver a su interioridad por unos minutos... pues entonces vamos por buen camino. Está encontrando atajos para ser la mejor versión de sí mismo.

Amarantha Vázquez sábado, 12 de enero de 2019
¿La edad del papá afecta la salud del bebé?
Un análisis ha vinculado a los bebés de padres mayores con una variedad de riesgos al nacer.



Por: ABCdelbebe.com
 
Noviembre 26 de 2018 , 12:06 p.m.

La Universidad de Stanford, en California, realizó un estudio sobre la relación de la edad del padre con respecto a la salud de su hijo y descubrió un aumento de factores de riesgo para el pequeño. 

La observación basada en datos de nacimientos de la última década en EE.UU. ha vinculado a los bebés de padres mayores con una variedad de riesgos al nacer. "Tendemos a considerar los factores maternos al evaluar los riesgos de nacimiento asociados, pero este estudio muestra que tener un bebé sano es un trabajo de equipo, y la edad del padre también contribuye a la salud del bebé", señaló el autor principal del estudio, Michael Eisenberg, de la universidad californiana de Stanford.

El trabajo publicado  en la revista especializada British Medical Journal, utilizó datos administrados por los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) de EE.UU. y el Centro Nacional de Estadísticas de Salud (NCHS, por sus siglas en inglés).
Los datos de 40,5 millones de nacimientos mostraron que los bebés con padres de "edad paterna avanzada", que aproximadamente equivale a mayores de 35 años, tenían un mayor riesgo de complicaciones, como bajo peso al nacer, convulsiones y necesidad de asistencia de aire al nacimiento.

En general, cuanto mayor es la edad de un padre, mayor es el riesgo: los hombres con 45 años o más tenían un 14 % más de probabilidades de tener un hijo prematuro, y los hombres de 50 años o más tenían un 28 % más de probabilidades de tener un hijo que requiere ingresar en la unidad de cuidados intensivos.
Aún así, estas cifras no son motivo para cambiar drásticamente ningún plan de vida, ya que los riesgos son 'relativamente bajos'
Los investigadores organizaron la información basándose en la edad de los padres y en una serie de parámetros que pueden desviar la asociación entre la edad del padre y los resultados del parto, como son raza, nivel educativo, estado civil, historial de tabaquismo, acceso a la sanidad y edad de la madre.
Los datos sugieren que una vez que un padre llega a la edad de 35 años hay un ligero aumento en los riesgos de nacimiento en general, ya que con cada año que un hombre envejece acumula en promedio dos nuevas mutaciones en el ADN de su esperma.
Para Eisenberg, lo que más sorprendió al equipo fue la relación que se encontró entre la edad paterna avanzada y la posibilidad de que la madre desarrolle diabetes durante el embarazo.
Las parejas de los hombres mayores de 45 años, por ejemplo, fueron un 28 % más propensas a desarrollar diabetes gestacional, en comparación con los padres de entre 25 y 34 años.

Amarantha Vázquez miércoles, 26 de diciembre de 2018
Dulces con plomo
CIUDAD DE MÉXICO
Los dulces más vendidos en México poseen altas concentraciones de plomo, situación que afecta la salud y el neurodesarrollo de los niños, reveló un estudio del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP).
El grupo de especialistas del INSP reportó que 20 caramelos contienen niveles de plomo superiores a los permitidos por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos, de a 0.1 partes por millón (ppm).
La doctora en epidemiología ambiental y ocupacional adscrita al Centro de Investigación en Nutrición y Salud del Instituto, Marcela Tamayo y Ortiz, comentó que, tras varios años de trabajo, los resultados fueron publicados en 2016 en la revista Environmental Research.
El artículo "Lead in candy consumed and blood lead levels of children living in Mexico City" indicó que entre los dulces que tenían concentraciones de plomo por encima del límite están: Rockaleta Diablo (0.70 ppm), Tiramindo (0.37 ppm), Ricaleta Chamoy (0.19 ppm), Tutsi Pop (0.13 ppm) eIndy Marimbas (0.22 ppm).
Estados Unidos tiene un sistema de monitoreo de niveles de plomo en sangre muy bueno, entonces, muchos estados de ese país comenzaron a detectar a niños con niveles de plomo alto, cuestionándose la procedencia del plomo: las investigaciones vieron que provenían de dulces hechos en México”, detalló.
La Organización Mundial de la Salud (OMS) señaló que, una vez dentro del cuerpo, el plomo se distribuye hasta el cerebro, el hígado, los riñones y se deposita en los huesos y dientes.
"Muchas veces, sustituye las funciones del calcio: puede depositarse en los huesos y vivir ahí por 20 o 30 años.

Fuente: https://www.excelsior.com.mx/

Amarantha Vázquez jueves, 20 de diciembre de 2018
Informe de Calificaciones 2018-2019 PRIMARIA

Educación Preescolar domingo, 28 de octubre de 2018
Formatos oficiales de cartillas de evaluación preescolar 2018-2019

DESCARGA GRATIS AQUÍ

PRIMER AÑO DE PREESCOLAR
WORD PDF

SEGUNDO AÑO DE PREESCOLAR

TERCER AÑO DE PREESCOLAR



Educación Preescolar sábado, 27 de octubre de 2018
López Obrador se reúne con integrantes de la CNTE

Será hasta que concluya el congreso que desarrolla la CNTE que se tengan definiciones sobre la postura del gobierno electo respecto a la Reforma Educativa

CIUDAD DE MÉXICO

El presidente electo Andrés Manuel López Obrador y dirigentes de las secciones de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) correspondientes a la Ciudad de Mexico, Chiapas, Oaxaca, Guerrero y Michoacán se reunieron esta mañana en la casa de transición del gobierno electo.

De acuerdo con los dirigentes de la CNTE se trató solamente de una reunión de acercamiento y será hasta después de que concluya el congreso que desarrolla la CNTE este fin de semana que se tengan definiciones sobre la postura del gobierno electo respecto a la Reforma Educativa.



Educación Preescolar
Las escuelas-bosque se abren paso como alternativa a la educación infantil reglada


  • Las piñas y las piedras ayudan en las clases de matemáticas a los pequeños, que también aprenden lenguaje o psicomotricidad
  • Un proyecto de esta metodología no homologada acaba de arrancar en la Cerdanya, tras experiencias previas en Amposta y la Anoia

Quim March vive en Can Ribals, a siete kilómetros de Lles de Cerdanya (Lleida). Su familia cada día hace 20 kilómetros en coche para llevar a su hijo a la escuela-bosque Arrels, en Cortariu, un pequeño núcleo de Bellver de Cerdanya. A través de este proyecto de pedagogía alternativa, su pequeño de tres años –a punto de cumplir cuatro– pasa todo el día en el bosque. Va a una de las pocas escuelas-bosque de Catalunya, en la que se aprende de todo directamente en la naturaleza.



“Tenemos hijos de otras edades que han pasado por la escuela tradicional y queríamos probar un sistema más cercano a la naturaleza, queremos ofrecerle a nuestro hijo esta oportunidad”, relata. Esta joven escuela-bosque leridana, de método no homologado pero en auge, ha empezado a andar con diez estudiantes de tres a seis años y tiene un local en el pueblo para recibir a las familias antes de dirigirse al bosque. Allí se sirven de pinos, piedras y animales para enseñar de todo, desde matemáticas hasta lenguaje o psicomotricidad, sin pupitre alguno. El método está pensado solo para la etapa de escolarización no obligatoria.


Laura Cecilia, coordinadora del proyecto, explica que el alumnado va aumentando y que por ejemplo se incorpora este lunes a las ‘clases’ en Cortariu una niña de Organyà (Alt Urgell) de cinco años. Para llegar hasta allí pasará una hora en coche, pero su madre quiere regalarle un año de inmersión en la naturaleza antes de empezar la Primaria en un colegio estándar.











Amarantha Vázquez sábado, 20 de octubre de 2018
LAS CALAVERAS
Barbara Mendez  NOS COMPARTE










Amarantha Vázquez miércoles, 17 de octubre de 2018
Reportes de evaluación 2018-2019


Descarga Reporte de Evaluación 2018-2019 para primer grado de primaria.
Descarga Reporte de Evaluación 2018-2019 para segundo grado de primaria.
Descarga Reporte de Evaluación 2018-2019 para tercer grado de primaria.
Descarga Reporte de Evaluación 2018-2019 para cuarto grado de primaria.
Descarga Reporte de Evaluación 2018-2019 para quinto grado de primaria.
Descarga Reporte de Evaluación 2018-2019 para sexto grado de primaria.
Descarga Reporte de Evaluación 2018-2019 para primer grado de secundaria.
Descarga Reporte de Evaluación 2018-2019 para segundo grado de secundaria.
Descarga Reporte de Evaluación 2018-2019 para tercer grado de secundaria.

Powered by google

Educación Preescolar
Alucinaciones hipnagógicas, inquietantes ilusiones nocturnas
El 50% de las personas sufre a lo largo de su vida alucinaciones hipnagógicas. Descubre a qué se deben estas alucinaciones auditivas, visuales o táctiles que se producen en el tránsito de la vigilia al sueño, y si son peligrosas.



Las alucinaciones hipnagógicas son un síntoma de la conocida como parálisis del sueño, un trastorno del grupo de las parasomnias que se estima que afecta a uno de cada mil habitantes y que consiste en un despertar incompleto producido en la fase de transición del sueño a la vigilia (o viceversa) y que provoca que, quien lo padece, sienta durante entre 20 y 60 segundos una paralización completa del cuerpo que puede llegar a asustar a los afectados.
En el caso de las alucinaciones hipnagógicas, se trata de pseudoalucinaciones que pueden ser auditivas, visuales o táctiles y que se producen en el tránsito de la vigilia al sueño profundo. En esa fase las personas que las sufren pueden escuchar voces, ver imágenes o sentir que alguien les toca el cuerpo. En la mayoría de los casos los afectados saben que lo que han sentido, escuchado o visto no es real, pero en otros, la gran minoría, puede dar lugar a la creencia de haber vivido situaciones paranormales.

Las alucinaciones hipnagógicas son bastante habituales y recurrentes en la edad previa a la adultez (entre los 6 y los 15 años), aunque luego tienden a ir disminuyendo en frecuencia con el paso del tiempo. No obstante, se estima que el 50% de las personas sufre una alucinación hipnagógica (o su reverso, una alucinación hipnopómpicas, que son las que se producen al despertarnos, en el tránsito del sueño a la vigilia) alguna vez a lo largo de la vida.

¿Son estos fenómenos alucinatorios peligrosos para la salud?

Las alucinaciones hipnagógicas pueden ser síntoma de algún trastorno del sueño, como la parálisis del sueño ya mencionada, o algún otro que reviste mayor gravedad, como la narcolepsia. También, en el caso de aquellas personas que se creen las alucinaciones y las llevan al extremo de lo paranormal, pueden ser síntoma de posibles problemas de salud de tipo psiquiátrico o esquizofrénico.
Por regla general, sin embargo, estas alucinaciones tienen un carácter completamente benigno y si se producen de forma aislada los expertos recomiendan no darle mayor importancia. No obstante, en el caso de suceder de forma reiterada, durante un periodo de aproximadamente un mes seguido, sí se recomienda acudir a un especialista para estudiar si son síntoma de algún otro trastorno y, en ese caso, poner en marcha el tratamiento adecuado.
Como comentábamos con anterioridad, las alucinaciones hipnagógicas, que de forma muy frecuente está relacionado con vivencias acaecidas durante la jornada anterior, apenas tienen un duración de unos pocos segundos y, por regla general, al despertar al día siguiente, las personas que las padecen no tienen un recuerdo de lo sucedido.

Prevención de las alucinaciones hipnagógicas

En el desarrollo de las alucinaciones hipnagógicas pueden intervenir causas hereditarias (aunque no es lo habitual) o, como hemos dicho, ser éstas el síntoma de otro trastorno del sueño de mayor envergadura, en cuyo caso existiría un tratamiento que podría erradicar o disminuir su frecuencia.

persona con problemas de ansiedad

No obstante, también existen otras causas que puede provocar la vivencia de alucinaciones hipnagógicas en el tránsito de la vigilia al sueño, como son la ansiedad o el consumo de sustancias estupefacientes, en cuyo caso la prevención pasaría por el tratamiento de la ansiedad y por el cese del consumo de drogas.
La última causa en la aparición de las alucinaciones hipnagógicas la encontramos en el cansancio profundo, tanto derivado de la privación severa del sueño como de la existencia de horarios muy irregulares a la hora de conciliar el sueño. En estos casos, y como medida de prevención, se recomienda descansar las horas recomendadas (entre siete y nueve horas en el caso de los adultos) y tener establecida una buena rutina de sueño, con el fin de poder evitar estas inquietantes visiones nocturnas.

Amarantha Vázquez miércoles, 3 de octubre de 2018
facebook-domain-verification=aqwcdfa5po9iw5lw0r7q83he5kmkq6