TRASTORNOS DEL HABLA Y DE LA VOZ


Tal como indica su nombre, este libro se ha concebido como una introducción al estudio de los principales trastornos del habla y de la voz, y, de manera más específica, de las características que estos trastornos presentan en la población infantil. El manual está dividido en los cuatro capítulos siguientes: Trastornos de habla y articulación, Disglosias, Evaluación y tratamiento de la tartamudez infantil y Alteraciones de la voz en la infancia
Descargar dando clic AQUÍ

 

Amarantha Vázquez lunes, 5 de julio de 2021
Cuadro de generación personalizada en JPG

Ejemplo






Amarantha Vázquez sábado, 3 de julio de 2021
"Cómo escribí mi Poema pedagógico" Makarenko

 Cómo escribí mi Poema pedagógico[1]

Antón Makárenko



Traducción : Norberto Zúñiga Mendoza

[…]

 

Hace mucho tiempo, en el año de 1915, escribí mi primera narración con el nombre Un día tonto. Tenía 27 años, y tenía entonces una idea muy vaga acerca de la labor literaria y mucho más acerca de las normas de la creación artística. Yo tomé un caso interesante de la vida y sencillamente me puse a narrar sobre él. Envíe mi trabajo a Aleksei Maksímovich Gorki (conocido habitualmente como Maksim Gorki), que en ese tiempo editaba la revista “Crónica”. Dos semanas después recibí su respuesta; la recuerdo al pie de la letra:

 

“El tema de su relato es interesante, pero tiene una escritura muy débil: no hay contexto de fondo, el diálogo no es atractivo, el drama de las emociones del personaje principal no está claro. Intente escribir sobre otra cosa”.

 

Con esta carta entendí muy bien que no sabía escribir y que hacía falta prepararse mucho. Puede ser que en el fondo de mi alma haya quedado una desagradable huella, pero me puse a estudiar extendida y profundamente. Por trece años olvidé por completo repetir cualquier intento de escritura, sin embargo, me hice de un cuaderno donde iba registrando todo aquello que me parecía digno de ser anotado. Primeramente, en este cuaderno predominaban los aforismos y las sentencias, después, acostumbré anotar detalles de la vida, paisajes, comparaciones, diálogos, descripciones de imágenes, de temas o palabrejas. Hacia el fin de 1927, había compilado una gran cantidad de materiales, pero aún así, no me decidía con respecto al libro; me parecía que aún no estaba preparado para ser un escritor. Continuamente recordaba aquella carta de Aleksei Maksimovich. Sobre el contexto no tenía duda, pero acerca de la elaboración de un diálogo interesante, me era aún inasequible. Lo más curioso resultaba lo siguiente: Mientras trabajaba en la colonia Gorki (colonia: casas cooperativas para huérfanos de la guerra civil y delincuentes juveniles fundadas por Makárenko en Ucrania, donde principalmente se les enseñaban artes y oficios), pasaba ante mí una vida difícil y tensa con unos cientos de jóvenes, pero yo consideraba que estas vivencias eran tan de lo más común y corriente, que difícilmente podrían ser consideradas objeto de alguna composición literaria. En mis libretas de apuntes no había nada precisamente sobre esa vida, la cual conocía yo mejor que nadie. Consideraba que si alguna vez escribía una novela, sería sobre el ser humano o sobre el amor o sobre grandes acontecimientos revolucionarios. Pero, sobre esta vida común de vagabundos y delincuentes en el abandono, y que era de todos conocida, no había nada más que escribir.

 

En 1928, estuvo tres días de visita Aleksei Maksimovich. La colonia le encantó sobremanera, principalmente todo el conjunto de métodos pedagógicos que ahí funcionaban. Conversé bastante con Gorki sobre la colonia, sobre los descubrimientos pedagógicos y sus fundamentos educativos. Los temas que tratamos de ningún modo tocaron los aspectos de la creación literaria. Procuré no referirme a mis sueños de antaño de convertirme en escritor y ni siquiera le recordé a Gorki de aquel relato Un día tonto, enviado en el año de 1915, y por supuesto que él ya lo habría olvidado.

 

Al conversar con Aleksei Maksimovich, yo me sentía exclusivamente pedagogo, me sentía además muy presionado, ya que en esos días pasaba por momentos fatalmente desagradables en relación con la disputa pedagógica que sostenía ante los ataques burocráticos de los comisarios hacia mi colonia.

 

Aleksei Maksimovich mostró excepcional interés hacia la revolución pedagógica que estábamos llevando a cabo en la colonia. Llamaron su atención nuestra postura innovadora hacia la situación del sujeto en el mundo, las nuevas formas de acceder a la confianza del individuo y los nuevos principios de la disciplina social y creativa que practicábamos. Aleksei Maksimovich expresó al respecto:

 

“Usted debe escribir sobre todo esto. No debe usted permanecer callado. No se debe ocultar todo lo que ha logrado usted en el ámbito de nuestra difícil labor social. Escriba un libro”.

 

Tal sentencia de Aleksei Maksimovich la tomé como un mandato y en cuanto él se retiró, inmediatamente me puse a escribir. La primera parte de mi Poema pedagógico, la tracé muy rápido, en dos meses, sin importar la situación tan complicada que vivíamos en la colonia y que mis enemigos, al final de cuentas, me habían echado de ella. Al trabajar en esa primera parte del Poema, estaba muy convencido de que escribía un panfleto pedagógico y que nada tenía que ver con una creación artística. Pero de un modo u otro, intenté darle un giro beletrista, guiándome exclusivamente por la siguiente consideración: Para qué demostrar lo correcto de mis principios pedagógicos si la vida misma, mejor que nada, se encargaba de demostrarlos, me centraría simplemente en describirlos. En aquel momento era aún fuerte la paidología, descollante bajo la bandera de una ciencia “marxista”. Le temía a esta paidología no sin una fuerte dosis de hostilidad. Pero tomar una actitud de embate en su contra era extremadamente temerario. Me pareció que era la mejor forma de iniciar una ofensiva, si no frontalmente, al menos sí de una manera estilísticamente literaria, beletrista.

 

Con la primera parte terminada, yo aún estaba seguro de que esta obra de ningún modo era una pieza literaria, sino que era un libro de pedagogía, escrito únicamente en forma de memorias. El libro no me gustaba. Y como antes, yo seguía convencido que la vida en la colonia de delincuentes juveniles era de escaso interés, y que en todo caso, ya se había escrito demasiado y bien sobre el tema. Por ello, nunca mandé el libro a Aleksei Maksimovich, lo guardé varios meses en un cajón del escritorio; posteriormente, lo volví a leer, sonreí con tristeza y lo envíe al desván donde amontonaba todas las cosas que estorbaban en mi apretujada habitación.

 

Cuatro años después, cuando no sólo había olvidado el libro, sino además mi sueño de convertirme en escritor, florecía y tenía ya fama mundial la extraordinaria comuna Dzerzhinski, en la cual trabajaba y me mantenía bastante ocupado en cuestiones de la fábrica FED (por sus iniciales Felix Edmundovich Dzerzhinski, fábrica de artículos fotográficos fundada a iniciativa de Makarenko en 1927 en la ciudad de Kharkov, Ucrania. En ella se empleaba a los delincuentes juveniles reformados), uno de mis colaboradores, el jefe de la sección financiera de la comuna, encontró en alguna carpeta varias páginas del Poema pedagógico, las leyó y llamaron su atención. Insistió en leer el libro completo, el cual en ese momento ni siquiera título tenía. No me negué, en realidad pensé: ¡Pues que lo lea! Quedé muy sorprendido ante su arrebato lector, lo que por supuesto, no llegó a marearme. Yo pensé: es un lector provinciano, y además, contador, qué puede entender de literatura. Inesperadamente, en esos mismos días, recibí una carta y posteriormente un telegrama de Aleksei Maksimovich, exigiendo inmediatamente que le presentara el libro. Como no tenía mucho que hacer, viajé a Moscú y llevé consigo el que titulé entonces Poema pedagógico.

 

Aleksei Maksimovich leyó el libro en un solo día e inmediatamente ordenó su edición.

 

Aquí, estoy en deuda con mis propias paciencia y calma. Mi libro salió en el año de 1933, y yo contaba ya 45 años de edad. A lo largo de esos años he acumulado una rica experiencia en la vida y en la lucha. Me convertí en un especialista en el ámbito de la educación, fundé dos colonias y han egresado de ellas cerca de mil personas que laboran ahora como verdaderos ciudadanos honrados de este país socialista. Pero, lo más agradable, es que aprendí a escribir sobre la vida. Aquél mismo diálogo, que en mi primera narración resultaba poco interesante, al que más temía y gracias a mi trabajo obstinado consigo mismo, en la actualidad forma parte del estilo que es para mí el más familiar: la epístola.

 

Sin advertirlo, a lo largo de esos trece años de mi silencio literario, he trabajado en el diálogo. Y en esto, han tenido una enorme participación mis notas del cuaderno. Actualmente, las elaboro con mucho esmero y considero que en ellas se basa gran parte del trabajo del escritor. Al día de hoy, he juntado cerca de 4000 notas en mis cuadernos. A cada escritor, y particularmente al principiante, le recomiendo ampliamente el uso del cuaderno de notas.

 

[…]



[1] Fragmento del texto: A Makarenko, “Charlas con los escritores principiantes”, en VVAA. Sobre la labor del escritor. Moscú, 1953. (en ruso). Originalmente publicado en la revista Estudios literarios, 1938, N° 10 (en ruso).


Amarantha Vázquez miércoles, 14 de abril de 2021
Cientos de Actividades de Terapia Ocupacional


La Terapia Ocupacional (T.O) es, según la definición de la Organización Mundial de la Salud (OMS), «el conjunto de técnicas, métodos y actuaciones que, a través de actividades aplicadas con fines terapéuticos, previene y mantiene la salud, favorece la restauración de la función, suple los déficit invalidantes y valora los supuestos comportamentales y su significación profunda para conseguir la mayor independencia y reinserción posible del individuo en todos sus aspectos: laboral, mental, físico y social».

En ocasiones la traducción literal del término Terapia Ocupacional, da pie a confundir la finalidad de ésta disciplina con la intención de tener ocupada o entretener a la persona. Por lo que es importante remarcar que el fín de la T.O es conseguir la máxima funcionalidad de la persona con algún tipo de limitación, ya sea física, cognitiva, conductual o una variedad de ellas, a través de la actividad con sentido y/o talleres terapéuticos con unos objetivos tanto generales como específicos.

Los profesionales que desarrollan esta profesión, están dotados de unos conocimientos socio-sanitarios englobados dentro del ámbito de la rehabilitación, los cuales permiten la intervención en tres ambitos: automantenimiento, productividad y ocio de la persona y además dotan al profesional de la capacidad para:

  • Realizar una valoración de las capacidades y limitaciones de la persona. (Con las diferentes baterias del servicio).
  • Prevenir discapacidades (desequilibrios, disfunciones ocupacionales, anticiparse a posibles lesiones y patologías).
  • Realizar valoración de las capacidades sensoriales, superiores, sociales y psicológicas.
  • Elaborar y evaluar programas de tratamiento de rehabilitación con sus correspondientes objetivos individualizados.
  • Obtener la implicación por parte del paciente en su propio tratamiento.
  • Entrenar y reeducar en las actividades básicas e instrumentales de la vida diaria.
  • Entrenar el uso de ayudas técnicas siempre y cuadno sea necesario, compensando sus limitaciones.
  • Confeccionar y realizar la prescripción de órtesis, prótesis y ayudas técnicas, así como el entrenamiento de la persona en su utilización.
  • Adaptar el entorno y elaborar programas de eliminación de barreras arquitectónicas. Asesorar a familias, usuarios y profesionales de otras especialidades.
  • Evaluar los medios de transporte y sus posibles adaptaciones.
  • Capacitar al individuo para lograr el mayor grado de reinserción socio-laboral posible como miembro activo dentro de su comunidad.
  • Ayudar al individuo a reajustar sus hábitos diarios.
  • Reinserción del individuo en su vida cotidiana y en su medio en las mejores condiciones posibles.
  • Colaborar con instituciones públicas y/o privadas para la promoción y desarrollo de programas de intervención en población con discapacidad.

¿ DÓNDE INTERVIENE EL TERAPEUTA OCUPACIONAL?

El ámbito de actuación del terapeuta ocupacional es amplio y variado, nombramos a continuación algunos:

    • Hospitales y clínicas (departamentos de rehabilitación física y de rehabilitación mental).
    • Asociaciones de afectados por diversas patologías, físicas y sensoriales.
    • Centros ocupacionales y prelaborales.
    • Centros de educación especial.
    • Residencias geriátricas.
    • Centros ortopédicos y de diseño de material ergonómico.
    • Unidades psiquiátricas.
    • Instituciones penitenciarias.
    • Programas de atención a la marginación social.
    • Atención domiciliaria.
    • Asociaciones y ONG.
    • Mutuas de accidentes laborales.
    • Ámbito de asesoramiento (equipos de prevención de riesgos laborales, tribunales de incapacidad y peritaje…)
    • Ámbito docente ( escuelas universitarias, formación, investigación…)

Da clic aquí para descargar cientos de actividades que puedes realizar semana con semana para trabajar con la terapia ocupacional:

 https://www.spine.org.ar/terapia-ocupacional

Amarantha Vázquez sábado, 6 de marzo de 2021
“Magisterio y estado de indefensión” por Norberto Zúñiga



SOBRE la situación actual, en concreto, que vive y bajo la cual vive y trabaja el magisterio en nuestro país, desde nuestra perspectiva, muy poco se sabe en realidad. Hay, eso sí, una innumerable cantidad de trabajos en investigación educativa orientados a estudiar diferentes aspectos de los procesos de enseñanza y aprendizaje en las aulas tales como el desarrollo curricular, los procesos de gestión, administración y evaluación y la relación que estos guardan con los ámbitos áulicos; también los hay aquellos que guardan relación con las diversas problemáticas sociales y culturales y el intento de su implementación y solución a través de diferentes programas gubernamentales o no gubernamentales —como ejemplo, abordar la legislación sobre niños y adolescentes; temas sobre la inclusión, tolerancia, equidad; programas sobre la convivencia escolar, escuela para padres; también sobre consumo de estupefacientes o drogas, educación sexual, etcétera— (V. gr. Ponce et al, 2015, Buendía et al, 2019). Entre los diferentes problemas que permean al trabajo del magisterio, de los más acuciantes actualmente y que está inmerso de manera involuntaria, por así decirlo, está el tema de la violencia. No se puede negar que este tema haya sido abordado en las escuelas, pero nos parece que ha sido tomado en cuenta sólo de manera unilateral y por tanto, restringida, esto es, desde un matiz que considera exclusivamente a los Derechos de las Niñas y los Niños y que la escuela debe cuidar que no sean vulnerados o violentados, bajo el supuesto de que salvaguardar esos derechos redunda en una mejora del clima y ambiente escolares. Repetimos, esto es innegable, por demás la escuela está obligada a esta observancia y que se cumplan sin cualquier tipo de distinción. Sin embargo, como hemos señalado, esta observancia solamente es abordada desde un punto de vista unilateral, selectivo, procurando y exigiendo que no se vulnere dicho estado de derecho de los alumnos. Muy poco se ha hecho o abordado desde el aspecto de lo que al propio magisterio le ocurre, sobre el clima de violencia que se vive hacia su persona por parte del alumnado y que en las últimas fechas ha venido vulnerando su trabajo, identidad e integridad de los maestros y maestras, a tal grado de considerar tal profesión, como una profesión de alto riesgo, donde, como se ha registrado, son víctimas de agresiones verbales, físicas y hasta de amenazas, no sólo de los alumnos, también en algunos casos, de los propios padres de familia, y como hemos visto, en el extremo, hasta el asesinato. (Reyes, 2020). También asistimos al aumento en la falta de respeto reflejado en humillaciones, vejaciones, amenazas, como lo informa en España la organización Defensor del Profesor, incluso los maestros se han visto en la necesidad de abandonar la profesión: en el 70 % de los casos atendidos el docente presentaba altos niveles de ansiedad, el 10 % tenía síntomas depresivos y un 10% estaba de baja laboral. (Rodríguez, 2019)

El tema de la violencia, o para ser más específico, el de las violencias y el de las agresiones que nos apremia en estos últimos tiempos, con todo, no es una condición reciente. La cadena de la violencia se prolonga por desde los tiempos más remotos. Es una acción física destructiva en contra de otra persona. Pero también no únicamente física. También la hay intangible, nada rara, ni invisible, ni inaudita, que se expresa verbalmente, pero con un gran contenido psicológico y sin embargo, no se explica únicamente por la psicología. Es preciso tener en cuenta —señala Wertham— la sociedad y los diversos factores que ejercen su influencia sobre el individuo y la familia. Se halla siempre en relación con las condiciones históricas y sociales predominantes. (Wertham, 1971: 4). 

En este sentido nos encontramos, según vemos, ante una problemática de aplicación y de interpretación de los Derechos Humanos, que como ya hemos señalado arriba, ha sido exclusivamente unilateral y selectiva. Bartolomé Clavero, uno de los mejores especialistas en el tema, hace hincapié en que los Derechos Humanos han de ser ante todo derechos en su sentido fuerte de títulos de acreditación de libertad; solo acto seguido, humanos sin acepciones añadidas, esto es, derechos no reconocidos y garantizados por pertenencia a una comunidad política, estatal o interestatal, sino por condición humana. (Clavero, 2014: 223). El tema de los derechos humanos, aplicación e interpretación, debería ser de manera irrestricta general y aplicable a todos. Y a nuestro parecer, esto no está sucediendo en tratándose del tema de la violencia dentro del espacio escolar. Se está descuidando el tema de la vulnerabilidad de los derechos de los maestros y maestras con respecto al trato y relación de los alumnos hacia ellos. El magisterio se encuentra, lo que jurídicamente hablando se llama, en un total y absoluto estado de indefensión. Hasta ahora sólo se ha tratado de abordar el tema pero desde una perspectiva administrativa, como consecuencia de reformas estrictamente laborales (Fuentes, 2013), pero nunca tomando en cuenta consecuencias, emocionales, psicológicas incluso corporales y de vida.

Este estado de indefensión, según acuerdan los juristas, abarca la ausencia de todo elemento de protección en una situación en donde las personas o cosas están indefensas, o como resultado de una serie de circunstancias en las cuales se coloca a quien se impide o se limita indebidamente la defensa de su derecho en un procedimiento administrativo o judicial. El estado de indefensión priva a una persona o una muchedumbre de una defensa a sus derechos fundamentales consignados en la Carta de los Derechos Humanos o en las leyes máximas. La ausencia de los medios de defensa ya fuesen de orden material o jurídico y hasta psicológico provoca en el ciudadano circunstancias de degradación vital, casi conducidos hasta el exterminio de la vida humana, priva también de elementos suficientes para resistir o repeler la agresión o la amenaza de vulneración a su derecho fundamental. (Ferrer, 2014)

A este propósito es preciso no caer en conclusiones simplistas e insuficientes, en la medida en que interpretemos las violencias del siglo XX o de nuestro tiempo solamente como regresión histórica, sin tener en cuenta sus rasgos modernos. (Traverso, 2002) Pensamos que es una violencia imposible de concebir fuera de las estructuras y de los elementos constitutivos de la civilización industrial, técnica, occidental y moderna y en la que desafortunadamente se encuentra inmerso en ella el ciudadano común y corriente –entre los que están los maestros y maestras, como ya lo hemos señalado– en un total y completo estado de indefensión que, por añadidura, ha trastocado los ámbitos de la identidad de la profesión docente, colocándola en la incertidumbre, la apatía, en el desánimo incluso orillando al maestro o a los posibles futuros maestros al abandono total de su práctica. Un proyecto de Nueva Escuela Mexicana, debería interesarse y abordar completamente esta problemática. Desafortunadamente, en todo este tiempo en la distancia que ha propiciado la pandemia, alejados de las aulas, ha dejado en pausa muchas situaciones y problemáticas y su solución. Nos preguntamos si ese regreso, como le llaman, a la “nueva normalidad”, será una oportunidad para intentar superar los viejos problemas de la escuela, o si será simplemente un nuevo retorno de lo mismo. Esperemos que podamos contribuir los maestros a que no sea así.

Material consultado

Buendía, Angélica et al. La investigación educativa ante el cambio de gobierno en México: reflexiones y propuestas para el futuro. Ciudad de México: Consejo Mexicano de Investigación Educativa, 2019.
Clavero, Bartolomé. Derecho global. Por una historia verosímil de los derechos humanos. Trotta, Madrid, 2014.
Ferrer, Eduardo. “Las siete principales líneas jurisprudenciales de la Corte Interamericana de Derechos Humanos aplicable a la justicia penal”. Revista del Instituto Interamericano de los Derechos Humanos, Vol. 59. Instituto Interamericano de los Derechos Humanos, Costa Rica, 2014, pp. 29-118. 
Fuentes Muñiz, Manuel. “Los docentes en estado de indefensión” en La Jornada, México, sábado 21 de septiembre de 2013. https://www.jornada.com.mx/2013/09/21/opinion/021a2pol 22 de enero de 2020
Ponce Grima, Víctor Manuel y Arturo Torres Mendoza. La educación secundaria a debate. ENS de Jalisco-Red de Investigación Sobre Educación Secundaria, Jalisco-México, 2015.
Reyes, Yvonne y Eduardo Buendía. “Maestros en México, con profesión de alto riesgo” en Reporte Índigo, México, 21 de enero de 2020. https://www.reporteindigo.com/reporte/maestros-en-mexico-con-profesion-de-alto-riesgo-descomposicion-social-educacion-ninez/ 22 de enero de 2020
Rodríguez, Diana. Aumentan las faltas de respeto y amenazas de los alumnos a los docentes, y las agresiones de los padres. Onda Cero, Madrid, 20 de noviembre de 2019. https://www.ondacero.es/noticias/sociedad/aumentan-faltas-respeto-amenazas-agresiones-docentes_201911205dd52c170cf2a277e0052ed9.html?k=dt&fbclid=IwAR1MLuRx4B785Sd7EFe2mDSKEwWo1fzMBXThgFSyLCk3dIiAS9WxqrsmyFw 24 de enero de 2020
Traverso, Enzo. Memoria y conflicto. Les violencias del siglo XX, (Conferencia 11 de noviembre de 2002), Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona. http://www.cccb.org/rcs_gene/traverso.pdf 22 de enero de 2020
Wertham, Fredric. La señal de Caín. Sobre la violencia humana. Siglo XXI, México, 1971.


Norberto Zúñiga Mendoza
otrebron666@gmail.com

Amarantha Vázquez
Ácido fólico y prevención de anomalías congénitas

 Tomar ácido fólico antes y durante el embarazo puede reducir el riesgo de ciertas anomalías congénitas. Estas incluyen espina bífida, anencefalia y algunos defectos cardíacos.

Los expertos recomiendan que las mujeres que pueden embarazarse y las que tengan planeado hacerlo tomen al menos 400 microgramos (µg) de ácido fólico todos los días, incluso si no están buscando quedar embarazadas.

Esto es porque muchos embarazos no son planeados. También, los defectos congénitos ocurren durante los primeros días antes de que usted sepa que está embarazada.

Si está planeando embarazarse, debe tomar un multivitamínico prenatal que incluya ácido fólico. La mayoría de vitaminas prenatales contienen de 800 a 1000 mcg de ácido fólico. Tomar un multivitamínico con ácido fólico ayuda a asegurar que reciba todos los nutrientes que necesita durante el embarazo.

Las mujeres con antecedentes de haber tenido bebés con una anomalía congénita del tubo neural pueden necesitar una dosis más alta de ácido fólico. Si usted ha tenido un bebé con anomalía congénita del tubo neural, debe tomar 400 µg de ácido fólico por día, incluso cuando no esté planeando quedar embarazada. Si tiene planes de embarazarse, debe hablar con su médico sobre si debe aumentar su ingesta de ácido fólico a 4 miligramos (mg) al día durante el mes anterior a quedar embarazada hasta la semana 12 del embarazo.

Nombres alternativos

Prevención de anomalías congénitas con ácido fólico (folato)


primer trimestre del embarazo

Primer trimestre del embarazo

Ácido fólico


Ácido fólico

Primeras semanas del embarazo
Primeras semanas de embarazo



Referencias

Carlson BM. Developmental disorders: causes, mechanisms, and patterns. In: Carlson BM, ed. Human Embryology and Developmental Biology. 6th ed. St Louis, MO: Elsevier; 2019:chap 8.

Danzer E, Rintoul NE, Adzrick NS. Pathophysiology of neural tube defects. In: Polin RA, Abman SH, Rowitch DH, Benitz WE, Fox WW, eds. Fetal and Neonatal Physiology. 5th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2017:chap 171.

US Preventive Services Task Force; Bibbins-Domingo K, Grossman DC, et al. Folic acid for the prevention of neural tube defects: US Preventive Services Task Force Recommendation Statement. JAMA. 2017;317(2):183-189. PMID: 28097362 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28097362.

West EH, Hark L, Catalano PM. Nutrition during pregnancy. In: Gabbe SG, Niebyl JR, Simpson JL, et al, eds. Obstetrics: Normal and Problem Pregnancies. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2017:chap 7.

Ultima revisión 3/28/2019

Versión en inglés revisada por: John D. Jacobson, MD, Professor of Obstetrics and Gynecology, Loma Linda University School of Medicine, Loma Linda Center for Fertility, Loma Linda, CA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.

Amarantha Vázquez lunes, 15 de febrero de 2021
Síndrome de alcoholismo fetal


 Se refiere a problemas físicos, mentales y de crecimiento que se pueden presentar en un bebé cuando la madre toma alcohol durante el embarazo.

Causas

El consumo de alcohol durante el embarazo puede ocasionar los mismos riesgos del consumo de alcohol en general. Pero genera riesgos adicionales para el feto. Cuando una mujer embarazada toma alcohol, éste atraviesa fácilmente la placenta hacia el feto. Debido a esto, el consumo de alcohol le puede causar daño al desarrollo del bebé.

No se ha establecido ningún nivel "seguro" con el consumo de esta bebida durante el embarazo. Las cantidades mayores de alcohol parecen incrementar los problemas. El consumo excesivo de alcohol es más dañino que tomar pequeñas cantidades de esta bebida.

El momento del consumo de alcohol durante el embarazo también es importante. Beber alcohol probablemente es más dañino durante el primer trimestre del embarazo. Sin embargo, tomar alcohol en cualquier momento de la gestación puede ser dañino.

Síntomas

Un bebé con síndrome de alcoholismo fetal (SAF) puede tener los siguientes síntomas:

  • Crecimiento deficiente mientras el bebé está en el útero y después de nacer
  • Disminución del tono muscular y mala coordinación
  • Retraso en los hitos del desarrollo
  • Problemas de visión, como la vista de cerca (miopía)
  • Hiperactividad
  • Nerviosismo extremo
  • Período de atención corto

Pruebas y exámenes

Un examen del bebé puede mostrar un soplo cardíaco u otros problemas del corazón. Una anomalía común es una cavidad en la pared que separa los ventrículos izquierdo y derecho del corazón.

También puede haber problemas con el rosto y los huesos. Estos pueden incluir:

  • Ojos pequeños y rasgados
  • Cabeza y maxilar superior pequeños
  • surco nasolabial liso, labio superior liso y delgado
  • Oídos deformes
  • Nariz plana, corta y respingada
  • Ptosis (párpados superiores caídos)

 Los exámenes que se pueden realizar son:

  • Nivel de alcoholemia en mujeres embarazadas que muestran signos de estar ebrias (intoxicadas)
  • Estudios imagenológicos del cerebro (tomografía computarizada o resonancia magnética) después de que el niño nace
  • Ultrasonido en el embarazo

Tratamiento

Las mujeres embarazadas o que están tratando de quedar en embarazo no deben tomar ninguna cantidad de alcohol. Las mujeres embarazadas y que son alcohólicas se deben vincular a un programa de rehabilitación y someterse a un control estricto por parte de su proveedor de atención médica durante todo el embarazo.

Expectativas (pronóstico)

El pronóstico para los bebés con SAF varía. Casi ninguno de ellos tiene desarrollo cerebral normal.

Los bebés y niños con SAF tienen muchos problemas diferentes que pueden ser difíciles de manejar. El pronóstico para los niños es mejor si el diagnóstico es oportuno y se les remite a un equipo de proveedores que puedan trabajar sobre estrategias educativas y conductuales que se ajusten a las necesidades del niño.

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame para hacer una cita con su proveedor si está consumiendo alcohol en forma periódica o excesiva y le parece difícil reducirlo o suspenderlo. Asimismo, consulte si está tomando alcohol en cualquier cantidad mientras está en embarazo o tratando de quedar embarazada.

Prevención

Evitar el alcohol durante el embarazo previene el SAF. La asesoría puede ayudar a las mujeres que ya han tenido un niño con SAF.

Las mujeres sexualmente activas que beben mucho deben utilizar métodos anticonceptivos y controlar sus comportamientos con la bebida o dejar de tomar alcohol antes de tratar de quedar en embarazo.

Nombres alternativos

Alcohol en el embarazo; Anomalías congénitas relacionadas con el alcohol; Efectos del alcohol en el feto; SAF - FAS; Anomalías del espectro de alcoholismo fetal; Abuso de las bebidas alcohólicas - alcoholismo fetal; Alcoholismo - alcoholismo fetal





Referencias

Hoyme HE, Kalberg WO, Elliott AJ, et al. Updated clinical guidelines for diagnosing fetal alcohol spectrum disorders. Pediatrics. 2016;138(2). pii: e20154256 PMID: 27464676 pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/27464676/.

Weber RJ, Jauniaux ERM. Drugs and environmental agents in pregnancy and lactation: teratology, epidemiology, and patient management. In: Landon MB, Galan HL, Jauniaux ERM, et al, eds. Gabbe's Obstetrics: Normal and Problem Pregnancies. 8th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2021:chap 7.

Wozniak JR, Riley EP, Charness ME. Clinical presentation, diagnosis, and management of fetal alcohol spectrum disorder. Lancet Neurol. 2019;18(8):760-770. PMID: 31160204 pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/31160204/.

Ultima revisión 8/29/2020

Versión en inglés revisada por: Neil K. Kaneshiro, MD, MHA, Clinical Professor of Pediatrics, University of Washington School of Medicine, Seattle, WA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.




Amarantha Vázquez
facebook-domain-verification=aqwcdfa5po9iw5lw0r7q83he5kmkq6