LOS NIÑOS DEL INTERNET


Muchos de nosotros podemos recordar cómo era cursar los estudios de primaría, secundaria, medios superiores y hasta superiores sin una conexión a Internet, una como a la que hoy en día tenemos acceso cada uno de nosotros y más impresionante aún, cada uno de nuestros niños. Era muy común acudir a las bibliotecas, libros o material de consulta. En esta primera década del siglo XXI hemos tenido a nuestro alcance una cantidad casi infinita de información a través de la web, y es muy cierto que se puede encontrar información confiable e información sin valor alguno. No obstante nos hemos puesto a pensar ¿Quiénes son las personas más desprotegidas y vulnerables del ventajoso y al mismo tiempo desventajoso mundo de Internet?
Es conveniente pensar por un momento cuál es el uso que le damos al Internet actualmente. Por mencionar algunos usamos el correo electrónico, hacemos búsquedas en línea, utilizamos redes sociales, practicamos el comercio electrónico, intercambiamos mensajes escritos y de voz, visualizamos videos e imágenes, entre otros. Sin embargo, todos los anteriores no son exclusivos de los adultos, es decir, cualquiera los puede usar, incluyendo menores de edad y particularmente los niños.
Los niños y adolescentes utilizan el Internet, en su mayoría, para complementar sus estudios, interactuar en redes sociales, utilizar mensajería instantánea, establecer conferencias de audio y video, jugar videojuegos, ver videos e imágenes y, escuchar música en línea. Gran parte de estas actividades también las llevamos a cabo los adultos, sin embargo, ¿alguna vez nos hemos puesto a pensar cuáles son las amenazas que corren los más pequeños del hogar al utilizar estas nuevas herramientas tecnológicas?
Los niños y adolescentes podrían estar en riesgo de experimentar algunos de los siguientes peligros.
  • Exposición inadvertida de contenido no apropiado en forma de imágenes, videos o contenido. Los ejemplos más ilustrativos son los sitios de pornografía y violencia.
  • Contacto con vicios como pueden ser las drogas y juegos en línea.
  • Encuentro con pedófilos en salas de chat, mensajeros instantáneos, por correo electrónico y redes sociales. Y más grave aún que se presente un encuentro cara a cara.
  • Intimidación y acoso en línea.
  • Revelación de información personal y privada.
  • Infección por programas espía y virus.
  • Comercialismo excesivo por medio de anuncios de productos, servicios y sitios web.
  • Descargas ilegales como pueden ser archivos de música y video protegidos por derechos de autor.
Es muy posible que ahora algún padre de familia quiera llegar a su casa y apagar la computadora de sus hijos directamente y sin preguntar; o al menos eliminar la conexión a Internet. Estudios afirman que dichos riesgos son verdaderos pero existen formas de controlarlos mediante tareas simples y sanas que los padres de familia pueden poner en práctica para evitar que sus hijos sean un blanco más. Algunos consejos prácticos para los padres son los siguientes:
  • Como figura paterna debes ver a Internet como una herramienta para el buen desarrollo de tu hijo y no descalificarlo bajo la falsa idea de que solo encontrarán cosas malas. Toma conciencia de que es un instrumento que lo ayuda en sus estudios, a acortar distancias y aprovechar mejor el tiempo.
  • Debes educar a tus hijos pequeños para que naveguen con una persona adulta presente. Si el chico ya es un cibernauta bien formado será difícil que te acepte, en ese caso inténtalo buscando sitios que puedan ser de su interés y muéstraselos para que poco a poco pueda aceptar tu presencia mientras navega.
  • Es muy recomendable utilizar filtros de seguridad para limitar la navegación de tus hijos. Algunos navegadores poseen esta característica. También es posible obtener un filtrado de sitios a través de tu proveedor de servicios de Internet.
  • Así como en la vida real educas a tu hijo para que no hable ni le preste atención a gente extraña o desconocida, debes instruirlo para que se comporte de la misma manera en el mundo digital. En los mensajeros instantáneos, correo electrónico y redes sociales existen también esas personas desconocidas con intensiones maliciosas. Se han dado casos en México de que el pedófilo logra envolver a los menores en su juego para que estos posen semidesnudos frente a una cámara y ellos puedan verlos, posteriormente el pedófilo insiste en un encuentro personal, en algunas ocasiones estos menores acceden y ocurre lo peor. A la práctica de contactar al menor por Internet y envolverlo en un juego de confianza se le conoce comogrooming.
  • Trata de educar a tu hijo para solo utilice el Internet en un horario definido, recomendablemente cuando estés tú, al igual crea en él la costumbre de utilizarlo por un período razonable de tiempo.
  • Como padre tienes la tarea de ubicar físicamente la computadora en una zona del hogar donde tengas fácil acceso o inclusive donde los niños puedan ser constantemente inspeccionados, aunque sea de reojo.
  • Si tu caso es que no puedes estar en casa cuando tu hijo navega, te sugiero que lo dejes utilizar una cuenta de usuario limitada en el equipo para navegar, además de que revises el historial de navegación periódicamente. A continuación en la Figura 1 se muestra como crear una cuenta limitada mientras en las Figuras 2 y 3 se muestra como consultar el historial en Internet Explorer, ambos sobre Windows 7.
creación de una cuenta limitada
Figura1. Creación de una cuenta limitada en Windows 7. 

ver historial IE8
Figura2. Menú para acceder al historial de Internet Explorer 8.

Aspecto del historial en IE8
 Figura3. Aspecto de la barra historial, parte derecha de la imagen.

Las figuras paternas del hogar deben tomar precauciones y mantenerse informados de las amenazas y peligros para los menores. En la web existen también sitios de odio generalizado que pueden ser visitados por los niños, los cuales les transmiten ideas racistas y de odio hacia ciertos sectores de la población; por supuesto no nos gustaría que en las escuelas exista discriminación alguna por parte de los mismos compañeros de clase. Otro ejemplo de riesgos se da por medio de los mensajes vía celular, por los cuales los menores pueden enviarse toda clase de mensajes. Se ha observado una práctica que los especialistas han catalogado como sexting, esta consiste en el envío de mensajes de texto con contenido erótico, una variante más grave aún se presenta cuando los mensajes se envían con fotos y videos eróticos.
A pesar de que los delitos de pornografía infantil están tipificados y son perseguidos por la Policía Cibernética de la SSP federal, las entidades encargadas de juzgarlas no poseen el conocimiento para catalogar las acciones que el atacante ha desempeñado a través de Internet.
Por todo esto te recordamos que debes permanecer informado, no solo de los beneficios que Internet ofrece, sino también de las amenazas que existen. Para poder acceder a contenido útil de seguridad informática se recomienda visitar la sección de usuario casero del UNAM-CERT, esta entidad también cuenta con material dirigido a los niños.

REFERENCIAS:

No hay comentarios.

facebook-domain-verification=aqwcdfa5po9iw5lw0r7q83he5kmkq6