DISTONÍA: trastorno del movimiento en el que los músculos se contraen involuntariamente y causan movimientos repetitivos o de torsión.

De James Heilman, MD - Trabajo propio, CC BY-SA 3.0, 


Descripción general

La distonía es un trastorno del movimiento en el que los músculos se contraen involuntariamente y causan movimientos repetitivos o de torsión.
La enfermedad puede afectar una parte del cuerpo (distonía focal), dos o más partes adyacentes (distonía segmentaria) o todas las partes del cuerpo (distonía general). Los espasmos musculares pueden ser de leves a intensos. Pueden ser dolorosos e interferir con la realización de las tareas diarias.
No existe una cura para la distonía. Pero los medicamentos pueden mejorar los síntomas. A veces se utiliza la cirugía para desactivar o regular los nervios o determinadas regiones del cerebro en las personas con distonía grave.

Síntomas

La distonía afecta a diferentes personas de diferentes maneras. Las contracciones musculares podrían:
  • Comenzar en una sola zona, como la pierna, el cuello o el brazo. La distonía focal que comienza después de los 21 años, generalmente, comienza en el cuello, el brazo o la cara y tiende a permanecer focal o segmentaria.
  • Ocurrir durante una acción específica, como al escribir a mano.
  • Empeorar con el estrés, la fatiga o la ansiedad.
  • Hacerse más notable con el tiempo.
Las zonas del cuerpo que pueden verse afectadas incluyen las siguientes:
  • Cuello (distonía cervical). Las contracciones hacen que la cabeza se tuerza y gire hacia un lado, o se mueva hacia adelante o hacia atrás, en ocasiones causar dolor.
  • Los párpados. El parpadeo rápido o los espasmos involuntarios hacen que los ojos se cierren (blefaroespasmo) y dificultan la visión. Generalmente, los espasmos no son dolorosos, pero pueden aumentar cuando te encuentras en condiciones de luz brillante, bajo estrés o interactuando con personas. Los ojos pueden sentirse secos.
  • Mandíbula o lengua (distonía oromandibular). Puedes tener problemas para hablar, salivar, masticar y tragar. La distonía oromandibular puede ser dolorosa y, con frecuencia, ocurre en combinación con distonía cervical o blefaroespasmos.
  • Laringe y cuerdas vocales (distonía espasmódica). Es posible que tengas una voz tensa o susurrante.
  • Mano y antebrazo. Algunos tipos de distonía ocurren solo mientras realizas una actividad repetitiva, como escribir (distonía del escritor) o tocas un instrumento musical específico (distonía del músico).

Cuándo consultar al médico

Los primeros signos de distonía suelen ser leves, presentarse ocasionalmente y estar vinculados con una actividad específica. Consulta al médico si tienes contracciones musculares involuntarias.

Causas

Se desconoce la causa exacta de la distonía. Pero puede relacionarse con una alteración en la comunicación de las células nerviosas en varias regiones del cerebro. Algunas formas de distonía se heredan.
La distonía además puede ser un síntoma de otra enfermedad o afección, entre ellas:
  • Enfermedad de Parkinson
  • Enfermedad de Huntington
  • Enfermedad de Wilson
  • Lesión cerebral traumática
  • Lesión de nacimiento
  • Accidente cerebrovascular
  • Tumor cerebral o determinados trastornos que se manifiestan en algunas personas con cáncer (síndromes paraneoplásicos)
  • Falta de oxígeno o intoxicación con monóxido de carbono
  • Infecciones, como la tuberculosis o la encefalitis
  • Reacciones a determinados medicamentos o envenenamiento por metales pesados

Complicaciones

Según el tipo de distonía, las complicaciones pueden incluir las siguientes:
  • Discapacidades físicas que afectan el desempeño de las actividades cotidianas o de tareas específicas
  • Dificultad en la visión que afecta los párpados
  • Dificultad para mover la mandíbula, tragar o hablar
  • Dolor y fatiga, debido a la contracción constante de los músculos
  • Depresión, ansiedad y aislamiento social

No hay comentarios.

facebook-domain-verification=aqwcdfa5po9iw5lw0r7q83he5kmkq6