11 actividades para celebrar el Día del Padre

El Día del Padre es un momento especial para romper la rutina entre la relación de padres e hijos.

Amin Brott, uno de los grandes expertos en paternidad de Estados Unidos y escritor de siete libros éxitos de ventas, además de colaborador en NewsweekThe New York Times MagazineMen’s Health y otros tantos medios escritos, comparte una lista de 11 actividades para que este sea único en la compañía de tus hijos.
Aquí va la lista ¡papás!
1. Cambien los papeles con ellos. Que tu niño sea el padre y tú el chico.
2. Cuéntale una historia, pero no una de un libro. Cuéntale alguna anécdota de tu niñez, especialmente cuando tú estuviste en problemas y supiste solucionarlo.
3.Hacer algo importante en la comunidad. Participa y lleva a tu niño a alguna actividad de ayuda comunitaria a algún centro u organización con fines afines.
4. Si tienes cámara de video pueden hacer una película del día del padre y todo lo que hayan hecho durante el día. Si no tienes una cámara de video, entonces toma algunas fotos, para luego imprimirlas y hacer un libro de recuerdos.
5. Usa durante todo el día el regalo que te haya dado tu familia.
6. Toma a tus hijos y llévalos (no enviarlos) al cine o al zoológico.
7. Escucha. Aparta en este día un poco de tiempo y que tus hijos sepan que estás disponible para escuchar cualquier cosa que tienen que decirte sobre cualquier tema en absoluto.
8. Visita, llama o escribe a tu propio padre para desearle un feliz Día del Padre. Si él no está vivo, dedícale un tiempo a tus niños contándoles cómo era él en vida, saca y muéstrales fotos y recuerdos.
9. Escribe a los niños una tarjeta de agradecimiento, no por los regalos, sino sólo porque sí. Después de todo, no serías un padre sin ellos.
10. Cuéntales un secreto acerca de ti. Cuéntales algo que desconozcan y nunca hayan escuchado acerca de tu persona, alguna travesura, anécdota, algo sobre ti…  podría ser cuál era tu lugar favorito o un sueño secreto que tenías cuando eras un niño.
11. Lo mejor de todo: no hacer absolutamente nada. Pasa un día completamente fuera de tu rutina con los niños haciendo exactamente lo que ellos quieren hacer. No hagas caso a las distracciones del teléfono, correo electrónico, cuentas, el trabajo y mandados; céntrate totalmente en ellos.
Recuerda que el Día del Padre es recordar lo que tú vales para ellos, y la calidad de tiempo que les dediques será lo que ellos siempre recordarán.

Fuente: http://www.tipkids.com
0