10 mejores razas para perros de terapia


Poodle


10: Chihuahua. El tamaño pequeño de este perro lo convierte en una mascota ideal para terapia. Es inteligente, confiado, se mantiene alerta y por ser tan pequeñito, es muy fácil mantenerlo sobre una cama.

9: Poodle. El caniche es una de las razas más inteligentes, esa característica unida a su belleza, lo convierten en una mascota ideal para el entrenamiento de la obediencia y para terapia, frecuentemente en terapias escolares.

Pembroke1
8: Corgi. El corgi es una raza de temperamento y cariñoso, es conocido tanto por su obediencia como por sus actitudes amistosas. Originalmente fue usado para pastorear en las granjas, pero poco a poco se convirtió en un excelente perro de compañía, de ahí que se adapte bien a la terapia en hogares de ancianos o para asistir a personas con discapacidad.

Bulldogfrances
7: Bulldog francés. Este perro no conflictivo, afectuoso y ecuánime fue criado selectivamente para su uso como mascota regazo. Gracias a su tamaño compacto y su actitud afable, también conocido como Frenchie, es un excelente perro de terapia.

CavalierKingCharlesSpaniel
6: King Charles Spaniel. Este perro fue criado para ser un fiel compañero. Le encanta interactuar con las personas y su temperamento cálido y naturaleza obediente hace que sea perfecto para terapia. Es excelente para las personas de todas las edades, sobre todo para los niños que están en cama o en silla de ruedas, que sufren de problemas emocionales o de salud mental.

dachshund
5: Dachshund (salchicha). Se trata de una raza valiente con un gran sentido del olfato y una personalidad amistosa. Funciona bien con los niños y su pequeño tamaño hace que sea fácil de levantar por los pacientes en silla de ruedas o en cama. Debido a personalidad juguetona y cariñosa, es especialmente útil para las personas que sufren de trastornos de epilepsia, depresión, autismo y ansiedad.

4: Pugs. No sólo son perros juguetones y carismáticos, también son cariñosos y devotos. Se relacionan bien con personas de todas las edades, pero funcionan particularmente bien con los niños que sufren de autismo y otros trastornos del desarrollo neurológico.

bichon-frise
3: Bichon Frise. Esta raza fue criada para mantener como perro de compañía y debido a su disposición cálida y naturaleza afectuosa, se ha convertido en un buen perro de terapia. Es popular  como perro de asistencia para personas con impedimentos de audición, pues es muy dedicado y de fácil entrenamiento. También es útil como perro de terapia para personas que sufren de alergias.

beagle2
2: Beagle. Ya que les gusta estar con otros perros y conocer personas nuevas, estos perros son muy adecuados como perros de terapia. Su carácter amable y curioso les ayuda a interactuar bien con los niños y adultos por igual.

YorkshireTerrier
1: Yorkshire Terrier. Son perros fáciles de transportar y les encanta interactuar con las personas. A pesar de su diminuto tamaño, son valientes y les encanta investigar su entorno. Esa gran personalidad y su naturaleza enérgica, los hace perfectos para la terapia.





Fuente: http://www.perrospedia.com/
0