Estrategias para el aula (Alumnos con TDAH)


UBICACIÓN DEL ALUMNO/A EN EL AULA
 Ubicar al alumno/a en un pupitre que le permita al profesor/a el contacto visual.
 Lejos de distractores (imágenes, murales, ventanas, etc.).
 Acordar con el alumno/a señales privadas para reconducir su atención o reforzar su conducta adecuada.
 Al lado de compañeros/as de comportamiento tranquilo y estructurado.
 Permitir la movilidad con una excusa útil (acercarse a enseñarnos la tarea cuando la finalice, hacer algún recado, repartir material, borrar la pizarra, etc.).
 Si el cansancio y la inquietud en el alumno/a es creciente, realizar un breve ejercicio de respiraciones profundas y/o relajación, para toda la clase.


CLIMA EN EL AULA
 La actitud del profesor/a determina la dinámica del aula.
 Hablar de manera tranquila en un tono adecuado, si observamos inquietud en el alumno/a.
 Ser pacientes.
 Las dificultades del alumno tienen una causa neurobiológica, en la mayoría de las situaciones.
 No buscar culpables, buscar soluciones.
 Actitud de respeto mutuo, asertivo y que potencie la autoestima.
 Aunque requieren supervisión y adaptaciones, el TDAH no exime del cumplimiento de las responsabilidades. Aplicar las consecuencias recomendadas.
 Creer en el alumno/a: programar situaciones en las que pueda tener éxito.
 Captar su atención: variando el tono de voz, gesticulando, dramatizando, etc.
 Mejor captar la atención con actividades motivadoras y novedosas que controlar la disciplina de la clase.
0