Diagnóstico y tratamiento de la asfixia neonatal

La gran mayoría de las causas de hipoxia perinatal son de origen intrauterino. Aproximadamente el 5% ocurre antes del inicio del trabajo de parto, 85% durante el parto y expulsivo y el 10% restante durante el período neonatal. (Volpe). La asfixia intrauterina se expresa clínicamente al nacer como una depresión cardiorrespiratoria, que si no es tratada oportunamente agravará esta patología. Otras causas que pueden presentarse como una depresión cardiorrespiratoria, son: las malformaciones congénitas, la prematurez, las enfermedades neuromusculares y las drogas depresoras del SNC administradas a la madre durante el parto. Las causas obstétricas que más frecuentemente se asocian a la asfixia perinatal son las siguientes:
  • Factores preparto:
    • Hipertensión con toxemia gravídica
    • Anemia o iso-inmunización
    • Hemorragia aguda
    • Infección materna
    • Diabetes
    • Rotura Prematura de membranas
    • Gestación post-término
  • Factores intraparto
    • Distocia de presentación
    • Actividad fetal disminuida
    • Frecuencia cardíaca fetal anormal
    • Meconio en líquido amniótico
    • Hipertonía uterina
    • Prolapso de cordón
    • Circulares irreductibles


Descarga el archivo en PDF


0