EJERCICIOS BUCOFACIALES, DE RESPIRACIÓN Y DE SOPLO. PARTE 7




• Utilizar globos. Se pueden utilizar primero con ayuda de las manos.
• Para que sea consciente de que se puede respirar por los dos orificios de la nariz, se puede utilizar un espejo pequeño, colocado debajo de la nariz y podrá ver si el aire sale sólo por una parte o por dos.
• Coger dos cajas de cerillos grandes, vaciarlas y juntar las dos partes.
Podemos colocar en las dos partes bolitas de papel y haremos soplar al niño por la nariz y por la boca, y de esta manera sabrá si respira bien.
• Inspirar por la nariz a diferentes velocidades y espirar por la boca a diferentes velocidades también.
• Imaginar que la barriga es un globo que se infla y desinfla.
• Soplar y aspirar por la boca.
• Haciendo sobresalir el labio inferior que sople hacia arriba, de forma que levante el pelo del flequillo.
• Pegarle en la frente, mediante papel adhesivo, una tira que le llegue a la altura de la boca, pidiéndole que la levante mediante el soplo y la mantenga así unos segundos.

Ejercicios con materiales:
- Hacer pompas de jabón.
− Jugar con objetos de fiesta adecuados para el soplo, como molinillos, matasuegras, trompetas, silbatos, etc alternando el soplo fuerte y flojo.
− Inflar un globo.
− Soplar una pluma. Colocar la pluma encima de la frente y soplar.
Colocarla en la barbilla y soplar.
− Soplar pelotas de ping-pong o canicas pequeñas. Con una pequeña portería de fútbol que el niño intente marcar un gol.
− Imitar el viento de un día de tempestad, el lobo que de un soplo hace volar la casa de paja, el soplo cuando tenemos calor, o después de una carrera.
0