Video cuento, un papá a la medida

Texto: David Calí

Ilustración: Anna Laura Cantone
Editorial: Edelvives


Cuando se tiene la madre más lista, más guapa, más deportista, más fuerte pero no se tiene un papá, conviene buscar uno pero que sea adecuado. Lo mejor sería que tuviera las virtudes de mamá aunque si no es fuerte, ni sabe hacer cálculos mentales, es bajito y no muy guapo pero sabe muchas poesías, le gustan los animales y es cariñoso, conviene quedárselo.



“Mi mamá es grande, muy grande
mucho más grande que las otras mamás. 
Cuando viene por mí a la escuela, 
las demás se hacen a un lado para dejarla pasar”.

“Mi mamá es fuerte, muy fuerte, 
mucho más fuerte que las otras mamás.

Ninguna mamá podría ganarle a las vencidas.
¡Tampoco papá alguno!”

“Pero los otros niños también tienen un papá.
Yo, no. 
Necesitaría un papá grande, 
muy grande, tan grande como cuatro papás.”

Lo tiene claro, quiere buscar un papá a su medida: que sea fuerte, con mucho pelo, muy guapo, muy listo, que sepa hacer puzzles difíciles, patinar sobre ruedas… Mmmm, no parece tarea fácil.

 

Ponen un anuncio en el periódico y aparecen muchos candidatos, pero ninguno cumple sus requisitos. Entonces, cuando todos se marchan, queda uno que es bajito, muy bajito, no muy guapo ni muy fuerte, no tiene ni idea de patinar ni de hacer puzzles pero…

“Mi nuevo papá es simpático y cariñoso, mucho más cariñoso que los otros papás. Por la noche, antes de dormirme, se sienta en mi cama y me lee un cuento. Algunas veces, incluso dos. ¡Me encanta mi nuevo papá! Aunque no sepa patinar sobre dos ruedas, ni hacer puzles. ¡Es mi papá!” 

Un papá a la medida

4