Una forma cómo romper el interés en una plática entre los alumnos

Jajaja, estaba intentando tocar Cielito Lindo en el xilófono medio roto mientras las únicas cinco niñas que llegaron el día viernes 25 de septiembre hacían sus cuentos, cuando Roxana me interrumpe con una magnífica plática que, al final, dejó de interesarle. Jajaja.

0

Gente que nos sigue... Google+