Video de Pescetti 4



Colón era un gran navegante
que quiso venir por acá.
Gastaba el dinero en sombreros
que usaba el domingo cuando iba a pasear

Comía lechugas con salsa
chorizo con vino y puré.
Dormía la siesta en el patio
y tenía una novia que era de miel.

Cierta vez, cuando paseaba por el puerto (una tarde)
con su novia, que era todo un primor,
le vinieron ganas de subirse a un barco
de pegar la vuelta al mundo
y traerle un collar.
Solamente para demostrale a ella
todo lo que la quería (y ser un héroe popular).

Cierta vez, cuando paseaba por el puerto (una tarde)
con su novia, que era todo un primor,
le vinieron ganas de subirse a un barco
de pegar la vuelta al mundo
y traerle un collar.
Solamente para demostrale a ella
todo lo que la quería (y ser un héroe popular).

Usaba un peinado tan lindo
que, cuando la reina lo vio,
llamó al peluquero del reino y le dijo:
"Ése corte es el que quiero yo".

Entonces la gente creía
que el mundo era una bandeja.
Colón, que era sabio y muy terco,
en cambio decía: "Es como una madeja".

Cierta vez, cuando paseaba por el puerto (una tarde)
con su novia, que era todo un primor,
le vinieron ganas de subirse a un barco
de pegar la vuelta al mundo
y traerle un collar.
Solamente para demostrale a ella
todo lo que la quería (y ser un héroe popular).

Cierta vez, cuando paseaba por el puerto (una tarde)
con su novia, que era todo un primor,
le vinieron ganas de subirse a un barco
de pegar la vuelta al mundo
y traerle un collar.
Solamente para demostrale a ella
todo lo que la quería (y ser un héroe popular).
0